El Museo Imaginario

¿Qué cosas no podrían faltar en un museo del futbol mexicano? Y es que a propósito de la visita que hace a nuestro país el de Diego Maradona exhibiendo sus playeras, zapatos, fotografías, videos,...

¿Qué cosas no podrían faltar en un museo del futbol mexicano? Y es que a propósito de la visita que hace a nuestro país el de Diego Maradona exhibiendo sus playeras, zapatos, fotografías, videos, premios, etc, yo me pregunto y te pregunto amigo de MEDIOTIEMPO las cosas que no deberían faltar en esa muestra.

EN EL PLANO SERIO....

No podría ignorarse a las grandes leyendas del futbol nacional y por supuesto ahí estarían:

Unos  guantes de Antonio “la Tota” Carbajal y algún objeto representativo de cada uno de los 5 mundiales que jugó, la camiseta del Atlante utilizada por Don Horacio Casarín en sus años dorados, uniformes originales con escudo de todos y cada uno de los equipos que han pasado por la Primera División.

Un sweater colorido de Jorge Campos, una playera de la selección utilizada por Claudio Suárez, los botines de Hugo Sánchez, un balón de las chivas autografiado por Chava Reyes, una gorra de Nacho Trelles, fotografías de Enrique Borja y Carlos Hermosillo, una escultura del golazo de Manuel Negrete en el mundial 86, maquetas representativas de nuestros estadios, silbatos de los árbitros mexicanos que han pitado en Copas del Mundo, trofeos, medallas, banderines, etc.

Si agregamos a otros personajes, debería aparecer también una placa para los 3 Guillermos de “pantalón largo” Cañedo, Aguilar Álvarez y Álvarez Macías, un micrófono que nos recuerde a Don Fernando Marcos, videos de las películas mexicanas que han tenido como tema central el futbol, escenas de los mundiales 70 y 86, juegos olímpicos, centroamericanos, panamericanos, universiadas, etc.

En secciones dedicadas a cada club no podrían faltar espacios para mencionar sus títulos, exhibir sus diferentes indumentarias a través de la historia, repasar a sus principales figuras, etc.

Y al terminar el recorrido qué mejor que una galería que nos muestre imágenes de todos nuestros equipos mundialistas, fotografías de los campeones de goleo, mosaico con todos los campeones de liga, de copa, monarcas en Copa Intercontinental, grandes extranjeros que han pasado por México, un sweater de Miguel Marín, la playera con el 8 de Carlos Reynoso, una camiseta del Necaxa autografiada por Aguinaga, unos zapatos utilizados por Cabinho y un enorme poster de José Saturnino Cardozo.

¿verdad que no suena mal ?

Y EN EL MUSEO IRÓNICO....

Sobrarían también los objetos que han formado parte de nuestra historia futbolística....

No podrían faltar los pasaportes, actas de nacimiento y documentos alterados de los “cachirules” del 88, las muestras de pipi de Carmona y Galindo en la última Copa Confederaciones, el registro de Osmar Donizzete con la firma falsificada de una secretaria que le terminó costando la cabeza a Enrique Borja, los desplegados de Jorge Vergara, un saco negro original azotado por Hugo Sánchez en la banca de los pumas, un video con las peores broncas en la cancha y los ataques entre comentaristas de las 2 televisoras, la corbata del dragón de Ricardo Lavolpe, una estatua a Cuauhtémoc Blanco haciendo “el perrito orinando”, una cronología de las veces que Alberto de la Torre ha estado “a punto de salir de la Federación”, las máscaras que lucieron los Toros de Neza en una liguilla, una colección con paletas “tutsi pop” de las que anunciaba Carlos Reinoso en los años ochentas, el anuncio de Campos hablando por teléfono con “Marichú”, las fotografías de antes y después entre José Antonio García y Rafael Herrerías, un peluquín utilizado por Oswaldo Batocletti cuando era defensa del León, una peluca que nos recuerde al Leonardo Cuéllar de los setentas y un videoclip donde Miguel Herrera cante los temas de “Inspector”.

En fin que ni uno ni otro museo creo que se inauguren pronto, pero soñar no cuesta nada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas