Sentidos opuestos

La final está lista con 2 equipos muy diferentes. Uno que representa el estilo atrevido de un técnico mexicano joven que corre riesgos, ataca, propone, encara y renuncia a la especulación. Muchos...

La final está lista con 2 equipos muy diferentes. Uno que representa el estilo atrevido de un técnico mexicano joven que corre riesgos, ataca, propone, encara y renuncia a la especulación. Muchos incluso podrían calificarlo hasta de iresponsable pues dar prioriad al ataque en el futbol que se juega hoy en día no es precismente lo mas común. Miguel Herrera, sin embargo, hace oídos sordos y seguramente así enfrentará la Final.

Por otro lado, los Diablos de Américo Gallego, multicriticados por atar el talento y vocación natural de hombres como Sinha y Vicente Sánchez quienes con otros entrenadores daban rienda suelta a su imaginación ofensiva. Nada que ver con aquellos equipos rojos que terminaban sus ataques en los pies o cabeza de Saturnino Cardozo.

Pero aquél que quiera cuestionar al técnico argentino, que le reconozca también estar en la final apenas en su primera campaña dirigiendo en el futbol mexicano cuando hay estrategas que han pasado años en nuestro medio sin tener jamás la oportunidad de estar en los 2 partidos más esperados del año.

¿Qué no darían hoy seguidores de América, Cruz Azul, Necaxa, Pumas, Chivas, Atlas o muchos otros por estar tan cerca de un título?

Y si bien es importante el cómo se llega a una final, también hay que reconocer que la historia termina registrando sólo a los ganadores de cada competencia y rápidamente se olvida de aquellos que desplegaron mejor futbol, aun cuando hayan tenido largas rachas de invicto, juegos espectaculares y aplausos de la tribuna.

Y sin ir lejos ¿si ustedes tuvieran a sus cargo como directivos un equipo, por qué tipo de técnico apostarían... el efectivo aunque especule o el que juega bonito pero no garantiza liguilla o final?... supongo la respuesta.

¿Alguien hoy puede echarle en cara al "Tolo" haber despreciado a Cardozo cuando llegó al equipo y dijo que no lo necesitaba pese a que la gente solictaba que el paraguayo jamás saliera del plantel?

Y aunque suene a frase común, la moneda está en el aire y el próximo domingo sera válido que cualquiera de los 2 estilos termine imponiéndose.

Claro que, si de opinar se trata, prefiero el de Miguel, pero absurdo sería no reconocer que si Américo le da el trofeo a Toluca igual merece el aplauso pues a eso lo trajeron.

Imaginemos otro escenario, el mundialista, donde un entrenador especulativo le ofreciera a nuestra selección estar en una final.... ¿lo firmaábamos o no?

De manera que faltan 180 minutos de torneo y aunque pocos hubieran pronosticado esta final cuando arrancó el Apertura 2005, los 2 contendientes están listos.

Monterrey en su tercera final en 3 años y Toluca volviendo por sus fueros ¿a quién le vas?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas