El polémico Marco

¿Porqué las efemérides se olvidan de los árbitros? Y es que normalmente se habla de la fecha del debut de muchos jugadores, los inicios como técnico de otros, la inauguración de estadios... ¿y los...

¿Porqué las efemérides se olvidan de los árbitros? Y es que normalmente se habla de la fecha del debut de muchos jugadores, los inicios como técnico de otros, la inauguración de estadios... ¿y los árbitros?

¿Acaso así como se tiene memoria de los resultados más importantes de nuestra Selección en Copas del Mundo como el primer gol, el primer punto, la primer victoria, el primer pase a segunda ronda, etcétera, se recuerda a los árbitros que nos han representado muchas veces haciendo mejor papel que los mismos futbolistas?

Hoy les cuento que el polémico Marco Antonio Rodríguez cumplió el 16 de febrero, 9 años de su debut como central en Primera División. Sucedió en un partido entre Atlante y Pumas celebrado en Irapuato donde los universitarios ganaron 1-0 con tanto de Alejandro Pérez a pase de Christian Domizzi.

Era la fecha 6 del torneo y por primera ocasión Marco enseñó tarjetas amarillas a De Almeida, Braulio Luna, Zague, Ricardo Carbajal y Juan de Dios Ramírez Perales además de su primera roja para el potro Vlada Stocic.

A partir de entonces ¿en cuantas polémicas han visto a Rodríguez? ¿se acuerdan de su expulsión en Pachuca a Hugo Sánchez cuando éste debutaba con Celaya en un torneo "cuna del futbol mexicano", y de su reacción casi violenta al echar a Ricardo Peláez cuando el delantero, defendiendo a las Chivas se adelantó en una barrera en un partido ante Toluca, o de las expulsiones a "Chamagol" y tantas y tantas otras?

Porque no cabe duda que la personalidad de este juez lo ha convertido en una auténtica "ave de tempestades" capaz de incendiar, en sentido figurado, el partido que parecía mas tranquilo. Aunque por otro lado, casi de manera unánime sus colegas lo reconocen como un ejemplo de preparación física, aplicación de reglas y técnica arbitral.

Con el tiempo su presencia impone respeto, y mas allá del gel que aprieta su pelo, el gesto duro con cejas pobladas y arqueadas de estilo vampiresco, se ha ganado durante varias campañas el título de ser el mejor en su profesión dentro de nuestra liga. Aunque sigue dividiendo opiniones.

Hoy su meta inmediata es la de verse en la lista de árbitros mundialistas para Alemania 2006 y está luchando codo a codo este privilegio con Armando Archundia. Y la decisión no depende de nuestra Comisión de Árbitros ni de Arturo Yamasaki, aunque no dudamos que FIFA tome en cuenta la consulta con el también polémico dirigente.

Aún recuerdo cuando se ponía de ejemplo a Marco como el árbitro intratable, intolerante y prepotente. Con él no se podía platicar y mucho menos discutir ¡cuidado con verlo feo o reclamarle una jugada! Hoy la madurez le permite incluso dejar pasar las críticas buenas y malas de sus ex colegas ahora metidos en los medios de comunicación y es casi normal que varios medios se refieran a él como "chiquidrácula" sin que esto cause mas que risa en el "agredido".

En esencia, su manera de ser muchas veces regresa, pero de que ha mejorado es indudable. Expertos en la materia me dicen que su camino todavía es largo, su futuro halagador y que puede pasar a la historia como uno de los mas brillantes que hemos tenido... ¿será?

Por lo pronto, su trayectoria en el medio celebra ya 9 años y hay que reconocer que su imagen es incluso ya más popular y conocida que la de muchos jugadores o técnicos de la propia Primera División. ¿Ustedes creen que sea merecedor para la nominación mundialista? Para mí, y contra lo que pudiera parecer lógico, creo que finalmente serán los 2 representantes mexicanos (que consultado con quienes conocen del tema me dicen que reglamentariamente es posible) quienes lleven la responsabilidad de dar la cara por la CONCACAF.

¿Alguna objeción?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas