Falta de credibilidad

El "sospechosismo" (término político de moda) desatado a raíz de los triunfos potosinos ante sus hermanos mayores, vuelve a confundir a la opinión pública.

El "sospechosismo" (término político de moda) desatado a raíz de los triunfos potosinos ante sus hermanos mayores, vuelve a confundir a la opinión pública.

Y es que para algunos medios (los suspicaces) los partidos pudieron estar arreglados pues siendo del mismo dueño no conviene que uno descienda perdiendo su categoría y valor económico como franquicia de Primera División. Para otros, es absurdo y ofende a Lapuente y López Zarza el tan sólo mencionar que pudieron entregar los puntos a su amigo Raúl Arias, demeritando además el esfuerzo de los jugadores del San Luis y poniendo en tela de juicio el honor de sus rivales.

A final de cuentas y ante las 2 versiones la gente no sabe a quien creer. Y es que ya lo dice el refrán que "no hagas cosas buenas que parezcan malas", y aunque soy de los que piensa que no hubo "transa" y tal vez sea muy inocente, no está bien que un solo dueño ponga 3 fichas en el tablero, cuando además la FIFA supuestamente lo tiene prohibido desde hace tiempo, o al menos lo ha sugerido, que es igual.

Y ya sé que no es primera vez que así sucede, y que al igual que hoy lo hace Televisa también Televisión Azteca, Cervecería Modelo, Grupo Pegaso y Carlos Ahumada han tenido simultaneamente mas de un conjunto. Pero aún cuando "se pueda hacer", no quiere decir que este bien hacerlo.

A la duda actual sumemos muchas otras que jamás se aclararon y para muestra bastan ejemplos: ¿será verdad la versión que finalmente se dio sobre el caso Carmona-Galindo? ¿y qué hubo con las investigaciones de las llamadas telefónicas de Ramos Rizo y aquello de llegar hasta las últimas consecuencias? ¿alguien supo el fondo real de la invasión con gente armada al Estadio de Irapuato? ¿y lo del empistolado en Colima? ¿y la obligación de no tener adeudos para competir? ¿y será que efectivamente el promotor Carlos Hurtado ya no tiene nada que ver en la conformación de cuerpos técnicos y refuerzos en varios equipos? ¿y porqué Alejandro Burillo fue abruptamante separado de sus funciones luego del Mundial de Corea-Japón? ¿y alguien entendió porque al recortarse la Primera División los "mochados" fueron Querétaro e Irapuato?

Y esos son sólo algunos ejemplos de dudas y sospechas que permiten la especulación en un futbol que alguna vez en un congreso de Pachuca, el publicista Carlos Alazraki calificó como "con pésima imagen y falta de credibilidad", pese a las quejas de muchos directivos que en ese momento se sintieron aludidos.

Y es que no hay nada peor en torno al deporte que la palabra "trampa" rondando sobre él. Hoy, yo me resisto a creer que se arreglen juegos, pero tampoco metería las manos al fuego por nadie.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas