Técnicos a la carta

¿De cuáles prefieren ustedes? el surtido es variado. Porque el futbol, como la vida, le pone a la gente etiquetas que muchas veces le acompañan durante toda su existencia.

¿De cuáles prefieren ustedes? el surtido es variado. Porque el futbol, como la vida, le pone a la gente etiquetas que muchas veces le acompañan durante toda su existencia.

De manera que los entrenadores, igual que los maestros de una escuela, no se salvan de ser catalogados de acuerdo con su comportamiento en duros, agresivos, suaves, barcos, atrevidos, tibios, etcétera.

Y es que el carácter de un hombre generalmente se refleja en sus acciones, su trabajo y en el caso del futbol, en la cancha, provocando que no nos extrañen algunas declaraciones de técnicos a los que estamos acostumbrados a escuchar con ciertas actitudes correspondientes a su "etiqueta" y por el contrario, hay quienes algún día se salen de su papel y nos sorprenden dando un giro a lo que todos les conocemos.

Es así como actualmente en nuestro medio bien podría hacerse una clasificación de acuerdo con su manera de conducirse. Y aunque obviamente daré aquí mi propia lista, me permito invitar a los lectores de MEDIOTIEMPO para sacar sus propias conclusiones y llegar a una opinión de las mayorías.

¿Qué les parece si de entrada abrimos 5 grandes rubros tomando en cuenta no solo a quienes están en activo? Así, los podríamos separar en:

-Los serios, (discretos que tratan de no meterse con nadie y trabajar sin escándalos). Casi siempre en algún equipo de provincia que aun cuando tiene una buena campaña no presumen su labor y tal vez en su interior se sienten poco valorados.

-Los polémicos (que saben que una declaración suya puede convertirse en el tema de la semana). Por lo regular se trata de hombres con varios años de experiencia a los cuales la crítica se les resbala y suelen reponerse de algún fracaso sin mayor problema.

-Los astutos (que usan inteligentemente a los medios de comunicación de acuerdo con su conveniencia y saben distraer la crítica cuando les conviene). También son colmilludos pero a ellos no les importa ser el centro de atención en su club y dejan por lo regular que las planas se las lleven sus jugadores o hasta sus directivos.

-Los obsesivos (que viven con verdadera pasión su rol de genios y mas allá de la cancha no hablan de otra cosa en todo el día que no sea futbol). Leen, escuchan y sobretodo ven partidos de todo el mundo, dibujan estrategias en servilletas, cuadernos y tienen siempre una canchita con imanes para explicarle hasta a los meseros como paran a su equipo.

Los relajados (que saben que su carrera depende siempre del último resultado, disfrutan la actividad y toman con "filosofía" su profesión) igual ríen y bromean con la prensa que ponen cara de molestia cuando su equipo jugó mal, pero no se toman a pecho ni las críticas ni las derrotas y tratan de ser "gente normal".

Así las cosas, entre "los serios", al menos yo ubicaría a Víctor Vucetich, Eduardo Acevedo, José Luis Trejo, Isaac Mizrahi, René Isidoro García, Darío Franco, Miguel España, Wilson Graniolatti y Enrique López Zarza.

Como "polémicos" pondría a Miguel Herrera y Manuel Lapuente.

Si de "astutos" se trata, la lista podría encabezarla con Américo Gallego, Ricardo Ferretti, Bora Milutinovich, Juan Manuel Lillo y Hugo Sánchez.

Y como "obsesivos" que mejores ejemplos que Ricardo Lavolpe y Rubén Omar Romano.

Finalmente, mi lista de "relajados" estaría integrada por Luis Fernando Tena, Javier Aguirre, Hans Westerhof, Daniel Guzmán, Fernando Quirarte, Enrique Meza y Raúl Arias.

¿Y para ustedes, como podríamos ubicarlos?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas