¿Premio a la mediocridad?

Quince equipos de dieciocho pelean algo en la última jornada de la liga. Tan solo Monterrey, Santos y Necaxa jugarán por cumplir el requisito en la fecha que pone fin a su pésima actuación del...

Quince equipos de dieciocho pelean algo en la última jornada de la liga. Tan solo Monterrey, Santos y Necaxa jugarán por cumplir el requisito en la fecha que pone fin a su pésima actuación del 2006. El resto, aun los tres ya calificados, van por mejorar una posición o buscar el boleto a la Liguilla y en los casos mas dramáticos, salvar su permanencia, pero incluso y aunque parezca inverosímil, con algún chance matemático de calificar también a la llamada "fiesta grande" o Liguilla.

De manera que equipos como Tecos y Veracruz que sólo suman 19 de 48 puntos, o Tigres y Dorados que únicamente han ganado 4 de 16 juegos, hoy pueden aspirar a avanzar y con un poco de suerte hasta levantar el trofeo de Campeón.

Y si así fuera... ¿con qué argumentos se les puede impedir ostentar el título como el mejor equipo de la competencia aún cuando la mediocridad de su campaña regular salte a la vista? Y es que en honor a la verdad, sólo Pachuca y Jaguares pueden presumir de haber hecho hasta hoy una campaña aceptable.

¿O acaso Cruz Azul, Atlante y Chivas que siguen en el pelotón fueron equipazos que tengan satisfecha a su afición? ¿y no me digan que Toluca, Morelia, Pumas, Atlas y América están satisfechos con sus actuaciones y números? ¡Y eso que ya no se juega el mentado "repechaje"! que era el examen extraordinario con el que muchos pasaban "de panzazo" a la siguiente ronda y que mas de una ocasión fue el camino que condujo a quienes terminaron ganando la final.

En contraparte, muchos podrán decir que sólo en México se pueden vivir emociones como esta y que mantienen la esperanza para miles de aficionados hasta la última fecha a diferencia de ligas que definen a su monarca por los puntos realizados a lo largo de un torneo, con juegos de ida y vuelta  y haciendo Campeón a quien efectivamente fue el mejor en toda la competencia, sin mayor polémica que la suma de puntos obtenidos, sin grupos, repescas, liguillas o finales.

De manera que la fórmula surgida a partir de 1970 de jugar al estilo de una Copa del Mundo, es hoy una costumbre a la que muchos le han encontrado ventajas (especialmente las televisoras y los mismos clubes que ven como durante el mes de Liguilla el interés aumenta, las taquillas se reponen y la comercialización e índices de audiencia se elevan) ¿pero que hay de la justicia deportiva, el premio a los mejores del año o la mediocridad que desde hace 36 años se ha fomentado?

Porque resulta que aquí se juegan 2 torneos: el largo , cada vez mas corto por cierto, en el que el único objetivo es calificar como sea,  y el corto e importante donde basta una buena rachita de 6 buenos partidos, incluso ganando solo uno de los 2 últimos y empatando los demás para levantar la corona y ceñirse el título.

¿Y ustedes creen que algún día este sistema de competencia cambie? Permítanme decirles que según sé, esto no entra en los planes de los dueños al menos en los próximos 100 años.

Y es que hoy por hoy, además de la explotación comercial de la Selección Nacional,  la "gallina de los huevos de oro" se llama Liguilla y por eso se han buscado formulas para llegar a ella  a través de mil caminos, por eso muchos equipos aún haciendo todo lo posible por evadirla luego de sus pésimos números, terminan colándose como si realmente lo merecieran.

Y en una de esas no duden que se invente algo para que en futuros torneos "por ningún motivo" vuelvan a quedar fuera de la fiesta animadores de arrastre como Chivas, América, Cruz Azul, Pumas, Monterrey y Tigres por citar algunos.

¿O acaso hemos perdido la capacidad de asombro para ver como se deciden situaciones con el famoso argumento de medidas que se toman "por el bien del futbol mexicano"?

Señoras y señores... ¡viva la mediocridad!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas