La hora cero

Ya no hay tiempo para prometer, hay que cumplir. Y más allá de una opinión personal, que muchos por cierto malinterpretan como "estar contra Ricardo La Volpe", créanme que antes que cualquier otra...

Ya no hay tiempo para prometer, hay que cumplir. Y más allá de una opinión personal, que muchos por cierto malinterpretan como "estar contra Ricardo La Volpe", créanme que antes que cualquier otra cosa deseo que la Selección Mexicana, el equipo que representa al futbol de mi país, comience ganando su participación en este Mundial... ¡qué fácil verdad!

Y es que luego de meses y meses de escuchar que los amigos, aficionados, radioescuchas y televidentes me pregunten ¿cómo crees que le va a ir a México? el pronóstico no podía ser otro que, "hay que esperar para ver como arranca  nuestro equipo y también para ver como están los demás".

Porque es un hecho que hasta hoy sólo nos hemos preocupado por estudiar, analizar, criticar y opinar sobre las alineaciones de La Volpe, pero prácticamente pocos o casi nadie conoce que hay con Irán, Angola y Portugal ¿o me equivoco?

Todavía el asunto me queda reforzado cuando luego de leer la encuesta sobre diversos temas que les hizo a los jugadores del Tri la revista "Soccermanía", quedó en evidencia el desconocimiento sobre sus próximos rivales y esto es de asustar.

No saben el nombre de la  figura de Irán y en su gran mayoría también desconoce quién es el portugués Pauleta. Es cierto que a la hora de la verdad se trata de jugar con el balón y no se le piden los datos al que esta enfrente, pero queda claro que aún con los adelantos tecnológicos y facilidades para ver actualmente a través de la televisión futbol de todo el mundo, muchos no se han preocupado ni siquiera por echar un vistazo y memorizar el nombre de algunos de sus rivales en la Copa.

Por otro lado y si nos vamos a los últimos resultados, queda claro que los mexicanos deberíamos estar si no temerosos, por lo menos intranquilos de lo que pueda presentar en la cancha nuestro técnico en el debut contra Irán. Casi me juego "doble contra sencillo", que saltarán 11 que jamás antes habían alineado juntos y luego de 3 años y medio de permitirle sus múltiples berrinches, amagues de renuncia e insultos contra todo mundo, lo único que no queremos escuchar si las cosas no caminan en el debut es que no tuvo tiempo, que había campañas en su contra o resulta que no sabemos apreciar su trabajo.

La frase de ¡hasta hoy no han ganado nada!, implica un compromiso y es hora de asumirlo. Pero tengo confianza que aún luego de las exhibiciones "a medias", con los titulares "a ratos" ante Francia y Holanda, el nivel de nuestra Selección esté por encima de lo que al menos el primer rival ha mostrado también en sus partidos amistosos.

Hoy salgo rumbo a Alemania, con muchas dudas en la maleta, de esas que luego se quejan los lectores de Medio Tiempo que abuso cuando las utilizo para plantear en mis columnas. Por lo mismo, no cerraré esta colaboración con las clásicas inquietudes, me quedo mejor con una esperanza de que al menos Ricardo La Volpe esté seguro de lo que está haciendo.

Porque cuando escucho ¿qué porcentaje hay que dar a los entrenadores en el éxito o fracaso de un equipo de futbol? me queda claro que nunca como en un Mundial, ellos son los que tienen la más alta responsabilidad al elegir con quiénes arrancan y con qué actitud y estrategia jugarán el primer compromiso.

Y de ese primer resultado, depende el soñar o despertar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas