Sin voz ni voto

En 1986, Diego Armando Maradona puso el grito en el cielo cuando le dijeron que en México los partidos se juegan a las 12 del día.

En 1986, Diego Armando Maradona puso el grito en el cielo cuando le dijeron que en México los partidos se juegan a las 12 del día.

Y es que la costumbre que existe en nuestro país de celebrar los duelos estelares en ese horario es única. Cuenta la leyenda que el origen fue en 1946, cuando teniendo el Estadio de Futbol (hoy denominado Azul) y la Plaza de Toros México tan cerca, se decidio que la gente pudiera ver los 2 espectáculos con tiempo intermedio para comer. Al menos eso dicen.

El caso es que en ningún otro lugar se juega exactamente al mediodía con el desgaste físico que ello implica para sus protagonistas.

Además, está comprobado que muchos de los mejores encuentros que se han visto en nuestra liga han sido nocturnos, y no parece ser sólo una coincidencia si tomamos en cuenta que este deporte se trata de correr durante 90 minutos y las condiciones de temperatura obviamente influyen para un mayor o menor rendimiento.

Y esto viene al caso también luego de las declaraciones del técnico puma Ricardo "Tuca" Ferretti, quien antes de enfrentarse en la fecha 3 a los Jaguares, cuestionó el calor infame bajo el cual tienen que disputar partidos en algunas plazas como Chiapas y Veracruz.

Aunque rápidamente el brasileño también dijo que entiende que los intereses de las televisoras están por encima de los aspectos deportivos y hay que asumir que en este negocio manda el que pone el dinero.

¿Cuándo será el día que sin tal resignación los protagonistas exigan que su voz sea escuchada y tomada en cuenta? ¿porqué jamás se consulta a los jugadores sobre el mejor balón para jugar antes de autorizarlo sólo por cumplir con mejores ofertas para la FMF? ¿y porqué antes de establecer castigos a bobadas como los festejos no se sientan las Comisiones de Árbitros y la Disciplinaria con los actores de este show para intercambiar puntos de vista y no esperar para ventilarlos en el lavadero posterior?

Es cierto que existen 2 grupos que actualmente velan por los futbolistas. Uno de ellos ninguneado y poco reconocido por los directivos encabezado por Jose María Huerta, quien no claudica en su lucha aún cuando los afiliados temen manifestarse abiertamente a favor de su movimiento; y otro más, denominado Comisión del Jugador que increíblemente opera y funciona dentro de las mismas oficinas de la Federación, con sueldos incluso para algunos de sus dirigentes ante lo cual muchos cuestionan su independencia.

Pero ¿llegaría el día que los auténticos protagonistas tengan voz y voto?

Con todo respeto... lo dudo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas