¿Y las grandes figuras?

Comienza la liga y con todo respeto ¿alguien ve las grandes novedades por alguna parte? Porque da la impresión que por esta vez como en un juego de dominó, los directivos optaron por hacer la...

Comienza la liga y con todo respeto ¿alguien ve las grandes novedades por alguna parte? Porque da la impresión que por esta vez como en un juego de dominó, los directivos optaron por hacer la "sopa" y revolver a los mismos jugadores que ya conocemos para acomodarlos en equipos diferentes, pero nada más.

Así las cosas, se presenta la curiosidad por ver a Vuoso, Cabañas y "Pipino" Cuevas en el América de Tena, a Sebastián Abreu como rayado, a Ariel González con los Pumas, a Biscayzacú en Atlante, Caniza en Atlas, Israel López en Cruz Azul; Kléber, Padilla, Galindo y Beltrán con el Necaxa, Navia, Irenio y Zepeda en San Luis o Bruno Marioni con el Toluca.... pero ¿dónde quedó el fichaje espectacular que cada año al menos solemos tener en nuestro futbol?

Ya sería mucho pedir que el Mundial de Alemania hubiera sido el mercado en el que se buscara un refuerzo de postín, pero ¿será que los recién llegados Javier Cámpora a Cruz Azul,  Leonardo Medina a Jaguares, César Pereyra del Atlas, José Luis Villanueva a Monarcas o Nicolas Olivera para Necaxa traen un "as bajo la manga" y nos impresionarán desde sus primeras actuaciones?

Es cierto que muchas veces ha sucedido que se hace mucho ruido con algún "nombre" y a final de cuentas resulta un petardo o "cartucho quemado" que llega a cobrar bien y marcharse sin dejar huella, pero también hay otros que provocan expectación, hacen que los estadios se llenen splo por verlos y representan la ilusión de aficionados que sienten que su equipo hace historia con esas contrataciones.

Pasan los años y lo que sucedió con Emilio Butragueño en Celaya se sigue subrayando como fuera de serie. Y es que a diferencia de las épocaas donde se puso de moda ver en nuestra liga a Ruggeri, Schuster, Bakero, Higuita, Valenciano, Dumitrescu y muchos otros, el "Buitre" marcó diferencia aportando talento, conducción y liderazgo a un equipo recién ascendido que inlcuso en su primera campaña llego a la Final.

Hoy los tiempos han cambiado y es obvio que las sumas estratosféricas que se manejan en el continente europeo están muy, pero muy lejos de nuestra realidad, pero sabiendo que no hablamos de un Ronaldinho, Beckham, Christiano Ronaldo, Ballack o cualquier otro futbolista "del momento", es un hecho que hay instituciones que se atreverían a gastar una buena lana para traer al "imán" del actual torneo.

Sólo espero que los refuerzos que vuelven a llegar en carretadas correspondan a la fé que les tienen sus técnicos, directivos y promotores. De lo contrario digamos que nuestra liga será "la misma comida, pero en diferentes platos".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas