Las esferas de mi árbol

Estamos en la última quincena del año. Y prácticamente todo se ha escrito en materia futbolística.

Estamos en la última quincena del año. Y prácticamente todo se ha escrito en materia futbolística.

Sabemos que Pachuca y Chivas ganaron los torneos de Liga, que los Tuzos también se impusieron al Colo-Colo obteniendo la Copa Sudamericana, que las Águilas del América invirtieron mucho y no consiguieron nada, que Hugo Sánchez logró el cargo que tanto quería, que Américo Gallego estuvo cerca de un título casero y un título continental y la Selección Nacional pero a final de cuentas no se quedó con ninguno, que La Volpe no cumplió con la promesa del quinto partido en el Mundial de Alemania y tuvo un paso fugaz por Boca Juniors donde fracasó estrepitosamente, que José Luis Trejo fue Campeón con Pachuca pero luego tronó con Tigres y hoy está en Necaxa, etc.

De manera que si convirtiéramos en árbol al año 2006, las esferas tendrían que ser los momentos que vivimos.

Queda claro que a nivel internacional esos adornos tienen imágenes de Ronaldinho y sus contrastes pues con Barcelona fue Bicampeón y obtuvo la Champions League, mientras que con la Selección Brasileña verdaderamente decepcionó, que el “cabezazo” de Zinedine Zidane a Marco Materazzi tiene también su lugar guardado, que el escándalo del futbol italiano y la Juventus son una esfera cuarteada, que Javier Aguirre sobresale con su cambio del Osasuna al Atlético de Madrid y que hay varios rostros de compatriotas que también tratan de abrirse camino en el extranjero con diferente suerte.

No pueden faltar lances de Oswaldo Sánchez, de Memo Ochoa, de Miguel Calero y de Hernán Cristante, goles de Omar Bravo, de Bruno Marioni, de Matías Vuoso, de Miguel Sabah, pinceladas geniales del “Bofo” Bautista , de Cuauhtémoc Blanco, del “Chelito” Delgado, del “Pony”Ruiz o presentaciones ante la sociedad del americanista Juan Carlos Mosqueda, el chiva Patricio Araujo y el rojinegro Andrés Guardado.

Como todo árbol bien decorado el mío también lleva brillos en los que sobresalen las actuaciones de Carlos Salcido con el PSV, Pavel Pardo en el Stuttgart y por supuesto Rafael Márquez en el Barcelona.

Cada quien seguro que colocará en base a sus propias emociones, imágenes irrepetibles de algún gol, partido o jugada espectacular. Se vale.

Al pie del árbol suele haber un nacimiento y regalos y en el mío tampoco faltan.En lo que es un chiste de moda dicen que el primero pudiera ser el equipo América pues se trata de “11 figuras que no se mueven ” ¿Será?

Pero ya en serio, ojalá que los regalos envueltos para abrir en el 2007 tengan en su interior mejores cosas para nuestro futbol.

Ya quedó claro con la Sub-17 Campeona del Mundo en el 2005 y el Pachuca ganador de la Sudamericana en este 2006 que “sí se puede” y que no hay porque dejar de soñar que México esta listo para seguir esos pasos.

¿Qué tal que muchos de esos regalos sean ganar oro en Juegos Panamericanos, el torneo de CONCACAF, la Libertadores, la Sudamericana, el Mundial de Clubes, la Copa de Oro, la Copa América y hasta refrendar el título infantil?

¿Por qué no suponer que los mexicanos que están en el exterior triunfen, que mas técnicos nuestros dirijan en Europa, que los calendarios de casa se organicen mejor, que la seguridad en los estadios mejore o que los árbitros se superen y dejen la grilla?

Insisto que cada uno de ustedes tendrá sus propias esferas del recuerdo y propósitos futboleros para brindar en estos días.

Pero con mucho gusto... Mi árbol está a su disposición.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas