¡Beso...beso...beso!

Los medios de comunicación gozan (o debo decir ¿gozamos?), cuando un tema va mas allá de nuestros ámbitos.

Los medios de comunicación gozan (o debo decir ¿gozamos?), cuando un tema va mas allá de nuestros ámbitos.

Por eso, las noticias escandalosas venden más diarios o revistas si dicen que tal o cuál personaje se peleó con su pareja, cambió de novia, es buscado por la justicia, chocó, tuvo la culpa de un accidente, retó a un colega, fue sorprendido "in fraganti", etc.

Y en el futbol la cosa no cambia mucho... si ustedes revisan nos daremos cuenta que de lo que pasa en la cancha, partidos, goles, jugadas polémicas, arbitrajes, etc, sólo se habla 2 o 3 días y el resto, las notas fuertes tienen que ver con declaraciones, chismes, pleitos entre dirigentes, grillas y especulaciones o rumores sobre temas que casi nunca se concretan, pero de momento se convierten en la nota del día.

Hoy, por ejemplo, encuentro que los medios dedican mucho espacio a imaginar, ¿qué pasará cuando se encuentren en la Selección Cuauhtémoc Blanco y Pavel Pardo?

La respuesta todos la sabemos... ¡nada!, pero los antecedentes dicen que el hoy mediocampista del Stuttgart declaró hace unos meses abiertamente que aunque compartieron muchos años la playera americanista, no son amigos y el delantero lo confirmó... ¿y?

Igual que se conoce que Israel López y Blanco tampoco son cuates, y sin embargo han estado en la misma concentración... ¿y?

No olvido que hace tiempo cuando Hugo llegó como jugador al Atlante y La Volpe era el técnico, se especuló de inmediato que chocarían por la naturaleza de ambos, y que la primera foto que la prensa pidió fue la de ellos dándose la mano.

Durante aquellos primeros días no pasó nada, los contratos obligaban a ambos a ignorarse si querían pero entregarse por la misma causa.

Lo cierto es que sobran los ejemplos de parejas que por ejemplo, en el mundo del espectáculo convivieron durante años, aunque fuera de la pantalla no se dirigieran la palabra o se trataran de "usted"... ¿y?

Mi conclusión es que Hugo Sánchez hace bien en pensar sólo en lo futbolístico y olvidarse si tal o cuál se lleva con "x" o "z".

Es obvio que como profesionales que son, los futbolistas viven, conviven, juegan y chutan para el mismo lado, mientras defienden el mismo escudo sin que exista un reglamento que los obligue a saludarse efusivamente, abrazarse con sinceridad o juntarse para planear los fines de semana y vacaciones con sus familias en unidad y armonía.

En todo grupo, siempre, y subrayo el siempre, habrá grupos, divisiones grandes o pequeñas y gente que se lleva mejor con unos que con otros.

De manera que cuando veo que la nota fuerte de una portada, es imaginar lo que pasará con Pavel y Blanco, todo me puedo imaginar menos que se saluden con un catorrazo, un gancho al hígado o un insulto que prenda la mecha, y más bien, supongo que los demás seleccionados encabezados por los clásicos "ladillas", estarán cuchicheando entre sí... "beso, beso, beso" para molestar sin ofender a quienes ya veo en la portada de los diarios en unos días con una sonrisa, juntos y poniendo cara de "no pasa nada", aunque por dentro piensen otra cosa... ¿y?

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas