¿Y el ';Pana'; futbolero?

Se que esta página se dedica en su mayoría al balompié, y supongo también que el título de esta columna que involucra al torero de moda parecerá muy raro, pero ¿verdad que de vez en cuando hace...

Se que esta página se dedica en su mayoría al balompié, y supongo también que el título de esta columna que involucra al torero de moda parecerá muy raro, pero ¿verdad que de vez en cuando hace falta gente con un don especial que despierte emociones guardadas y se convierta en revulsivo para avivar espectáculos que caen en la rutina?

Por ejemplo en el futbol ¡que bien nos vienen esos jugadores que se salen del molde, que intentan jugadas espectaculares, que motivan a los compañeros, que son capaces de inventar algo diferente, de controlar el balón con partes del pie que casi nadie usa, que tienen chispa, que trasladan el ingenio de la cabeza a los pies y que en resumen son capaces de sorprendernos y emocionarnos cada vez que tienen la pelota!

Un caso podría ser el brasileño Ronaldinho que en el futbol de España provoca expectación en cada una de sus actuaciones con el Barcelona porque con él puede suceder cualquier cosa, es como un mago que de pronto aparece lo que menos suponemos, que intenta cosas que a nadie se le habían ocurrido y al que simplemente verlo entrenar o dominando un esférico es ya un espectáculo en sí.

Por eso cuando en México de repente surgen futbolistas que como Cuauhtémoc Blanco inventan algo como su "cuauhtemiña" atrapando el balón entre los pies y brincando con él frente a los adversarios, las exclamaciones brotan de la tribuna y para muchos esa puntada ya valió el boleto.

¿O que tal las gambetas, amagues y zigzagueos de jugadores como Cristobal Ortega, Fernando Bustos,  Albino Morales, Juan José Muñante y en la actualidad Vicente Sánchez o César "Chelito" Delgado?

Igual que cuando Hugo Sánchez apareció en el profesionalismo por allá de 1976, muchos se sorprendieron con sus  maromas, tijeras, palomitas y demás cabriolas, propias de un acróbata circense que de un delantero.

¿Y que decir de las locuras de los arqueros que como Hugo Orlando Gatti en Argentina, René Higuita en Colombia o Jorge Campos en México eran capaces de provocar en la tribuna todo tipo de reacciones pues con incredulidad los veíamos dominar su área o salir del arco para arriesgar un balón con la mayor naturalidad pero también con enorme seguridad de lo que estaban haciendo?

No es un secreto que sus actuaciones contagiaban a tal grado que los niños se identificaban con ellos, los admiraban e idolatraban como a pocos.

Por eso me pongo a pensar que nada está inventado en el futbol y que aunque en esencia el deporte consiste en un juego de 11 contra 11, con 2 porterías y un balón de por medio, no está exento de que sigan apareciendo genios que intempestivamente intenten lo impredecible, nos impacten con su talento y provoquen que con su sola presencia o un instante mágico en la cancha nos quede retratada esa imagen para siempre.

¿Cuantos de esos conocen actualmente, si es que los hay?

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas