Aquel 9 de Agosto del 81...

Permítanme en esta ocasión compartir con ustedes una experiencia personal.

Permítanme en esta ocasión compartir con ustedes una experiencia personal.

Y es que la Final entre Pumas y Cruz Azul jugada en el Estadio Olímpico Universitario marcó el inicio real de lo que hoy es mi carrera.

Sucede que yo estudiaba Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM cuando mi compañero Alfredo Ruiz, me invitó para ayudar en la oficina de Prensa de los Pumas.

Aquella semana previa a la Final contra los cementeros, llegué por primera vez a las oficinas de Avenida Revolución, número 1378, donde se encontraban las instalaciones administrativas del club pero donde también había algunas habitaciones que servían de hogar a jugadores como Manuel Negrete, Félix Cruz y otros que ya eran titulares.

En esos días se cerró también la firma de contrato de Hugo Sánchez con el Atlético de Madrid y me tocó organizar la conferencia correspondiente en la sala de trofeos, también me fueron encomendadas algunas entrevistas con jugadores del equipo finalista para incluirlas en el Boletín de Prensa y me fui con mi enorme grabadora al Hotel Holliday Inn del Aeropuerto para recopilar el máximo de sonidos.

Y el día del partido final llego, luego de que 3 días antes Cruz Azul le había ganado a Pumas en la ida con gol de Adrián Camacho.

El ambiente en C.U. era inmejorable, lleno total, banderas pumas en el 85 por ciento del estadio y un ambiente de confianza que contagiaba optimismo.

En el sonido local el "mambo universitario" de Pérez Prado era el fondo previo a la salida de los equipos y finalmente... saltaron a la cancha.

Esa tarde, Pumas ganó 4-1 con anotaciones de Hugo Sánchez, que después salió de cambio siendo sustituido por Luis Flores, Manuel Manzo, Ricardo Ferretti y Enrique López Zarza.

Al final, vuelta olímpica con Bora Milutinovic abrazando a cada uno de sus jugadores, entrega del trofeo, fiesta en las tribunas y los vestidores y una comida obligada en casa del Ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez ubicada en las calles de Francia y Margaritas de la Colonia Florida.

Esa semana jamás se me olvidará, pues fue la primera de muchas que hasta la fecha me hacen vivir cerca del futbol a través de mi profesión.

Y por eso confieso que asocio esos recuerdos cada vez que veo que Pumas y Cruz Azul jugarán en Ciudad Universitaria.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas