La novela Maradona

Me da pena lo que pasa con Diego.

Me da pena lo que pasa con Diego.

Una vez más se habla de que ha sido internado, que tiene problemas de peso, que el exceso de fiesta le sigue cobrando factura, que su vida corre peligro, que hay que ayudarlo y que miles de periodistas están atentos afuera de un hospital "para esperar cualquier cosa". Igual que tantas veces

Lo que es un hecho es que la misma semana en que se anunció el lanzamiento de una película sobre su vida filmada en Italia, los diarios vuelven a mencionar su nombre en otra historia dramática pero en la vida real.

Hace poco vino a México, para participar en el llamado "Show Bowl" y con exceso de peso lo vimos jugar casi todos los minutos pidiendo, como niño chiquito, cobrar todas las faltas, tiros de esquina, penales y jugadas importantes. No se le veía en forma.

Cuentan que en esa misma visita al DF y Monterrey el argentino hizo de las suyas en los hoteles, restaurantes y lugares donde en compañía de amigos se la pasó "más que bien".

En esos momentos entendí que la vida de Diego en el retiro se podía permitir algunas conductas que sin exagerar ya no afectaban su actividad deportiva.

Pero lamentablemente da la impresión que para él no hay límites. Contradiciendo la campaña de algunas bebidas... con Maradona… todo con exceso y nada con medida.

¿Y se acuerdan que hace poco más de un año todos nos sorprendimos con su extraordinaria recuperación cuando en gran forma fue conductor de su propio programa de TV? Hoy el Diego Maradona 2007 no se parece absolutamente en nada al modelo 2005.

Me dicen también que la semana pasada que se jugó el partido entre Boca Juniors y Toluca se le vio en un palco de Buenos Aires con una figura regordeta, sin rasurar y con una mirada extraña que ponía en evidencia que los viejos pero lamentables tiempos de farra han vuelto.

Deseo de todo corazón que Maradona se recupere, que una vez mas todo quede en susto, pero por desgracia se cuenta que otra vez el asunto es serio.

¡Nada que ver la imagen de este ser humano con el que tantas veces nos hizo aplaudirle en la cancha por sus genialidades!

Aunque me da la impresión que esta novela de la vida real seguirá escribiendo más páginas y episodios escandalosos fuera que dentro de los escenarios deportivos.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas