¡Urgen libros! De...

Nacho Trelles, donde nos platique detalles de su vida y las miles de anécdotas que acumuló a lo largo de su exitosa carrera.

Nacho Trelles, donde nos platique detalles de su vida y las miles de anécdotas que acumuló a lo largo de su exitosa carrera.

Enrique Borja, para que cuente cómo soportar el peso de la fama sin perder jamás el piso y permaneciendo aún 30 años después de su retiro como un ídolo vigente.

Antonio Carbajal, en el que describa lo que vivió en cada uno de sus 5 Mundiales y quede testimonio de su grandeza con uno que otro consejo para los arqueros.

Claudio Suárez, donde recapitule sus experiencias como hombre récord del seleccionado nacional y analice a cada uno de los técnicos que le dirigieron.

Javier Aguirre, con un recuento de su etapa como jugador en México, España y sus diversas facetas en Copas del Mundo. Así como los conceptos que fue asimilando en ese lapso para llegar hasta donde se encuentra hoy.

Hugo Sánchez, para que sepamos de su puño y letra temas inéditos sobre su relación con personas que le ayudaron, bloquearon, cuestionaron, apoyaron o traicionaron.

Arturo Yamasaki, donde además de comentar las reglas de juego oriente a todos aquellos aspirantes a ser árbitros y les platique los pros y contras de su profesión.

Carmona y Galindo, donde digan exactamente la verdad de lo que sucedió en la Confederaciones en el 2005 y que hasta la fecha parece ser tratado con misterio dando a entender que la opinión pública no conoció la realidad.

Edgardo Codesal y Ramos Rizo, con la versión auténtica de lo que provocó el famoso escándalo de las llamadas telefónicas y lo que hubo detrás de ese asunto que dividió para siempre la relación de 2 personajes que fueron grandes amigos.

Cuauhtémoc Blanco, con una autobiografía que relate cómo se puede llegar al cielo luego de vivir infiernos y donde dé a conocer lo que hay detrás de la fama, los amigos hipócritas, los oportunistas, los vivales y todos aquellos individuos que se van apareciendo cuando un joven sencillo llega al estrellato.

Zague, donde Luis Roberto enseñe a los niños y jóvenes cómo por encima de cualquier cosa nunca se debe perder la sencillez, el respeto y la buena educación.

Y ni que decir de Emilio Fernando Alonso con una lección para todos sobre lo que es la fuerza de voluntad y el amor a la vida luego de estar al borde de la muerte y levantarse para volver a los micrófonos desafiando todos los pronósticos pesimistas.

Estos son sólo algunos ejemplos de personajes de nuestro futbol que estando en vida pueden darse a la tarea de escribir esas memorias antes de que sea demasiado tarde y entonces con el paso de los años pocos se acuerden de ellas o cuando lo hagan sean imprecisos, tengan errores o inventen cosas que no fueron así,  sin que los directamente involucrados puedan ya corregirlos.

Y es que la frase de José Antonio Roca (que bien podría ser autor de otro libro junto con Carlos Reinoso sobre lo que es el americanismo) no tiene vuelta de hoja. "En nuestro futbol no hay memoria" y efectivamente, todo se nos va olvidando.

Por eso sugiero a los involucrados entrarle al toro por los cuernos y comenzar a grabar al menos los episodios memorables de sus carreras a fin de que algún día tomen forma en libros que seguramente, tarde o temprano, muchos apreciaríamos.

Cabe decir que los personajes mencionados son sólo algunos, pero sobran nombres que vienen a la mente con mil y un temas que podrían compartirnos ¿Verdad que no suena descabellado insistir en el asunto?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas