El conquistador Salcido

No es Hugo, ni Rafa, ni Aguirre, pero Carlos ya también puede decir que triunfó en el extranjero.

No es Hugo, ni Rafa, ni Aguirre, pero Carlos ya también puede decir que triunfó en el extranjero.

Y miren ustedes que nunca como en los últimos tiempos hemos tenido embajadores repartidos en tantos continentes.

Anoten ustedes las ligas española, alemana, holandesa, portuguesa, turca, suiza, argentina, china y árabe.

Y aunque creo que a cada jugador hay que evaluarlo con seriedad y no caer en la fácil de decir que si no fue campeón no triunfó, el caso del jaliciense es para subrayar.

Sé que sufrió mucho los primeros días, que su esposa no tuvo sus mejores momentos en esos momentos donde no había casa, se vivía en hotel, no entendían el idioma y extrañaban la comida mexicana.

Y es que si algunos que se fueron a España la sufrieron a pesar de todas las similitudes con nuestra cultura… !Imagínense a los Salcido!

A considerar también la posición de Carlos, pues a un delantero se le puede evaluar en base a sus anotaciones, pero un defensa central o carrilero está limitado en ese sentido.

Agreguemos que Carlos fue sin duda el seleccionado que llegó al Mundial de Alemania con más actividad en las piernas.

Nunca paró ni con las Chivas ni con el Tri de La Volpe. Ligaba el torneo local con las liguillas, con la Libertadores, con la Confederaciones, con la Copa América, con las pretemporadas, con los amistosos, con las eliminatorias y cuanto partido era convocado.

Producto de lo mismo la lesión que efectivamente no lo tiene al 100% pero que definitivamente tampoco le hubiera impedido jugar con Hugo Sánchez un par de semanas.

Y es que recordemos que por esos días Carlos vino de Holanda para reportar que el PSV no lo atendía bien, que jugaba adolorido y con parches calientes que solo mitigaban y que seguramente necesitaba ser operado.

Y fue así como el Dr. Rafael Ortega (el famoso "Atotonilco") confirmó que Salcido necesitaba un tratamiento que no le estaban dando en su equipo y entonces regresó para reportarlo en Europa.

Pero... !Oh sorpresa… Carlos llegó y siguió jugando y además cerrando la temporada con partidos completos hasta conseguir el título!

Y yo ya no entiendo si está bien o está mal, pero dejando eso a los que más saben que yo de medicina, me concreto a celebrar su triunfo en una liga que no es de fácil adaptación y espero que el sueño que también el mexicano ha manifestado varias veces se cumpla... ir a un equipo más importante de Europa. Hoy tiene todo para lograrlo.

Y espero estar repitiendo este comentario en 3 semanas con los casos de Ricardo Osorio y Pavel Pardo.

Pero lo que es un hecho es que saber que hoy en día le seguimos la huella a tantos paisanos, es un orgullo que seguramente ustedes comparten.

Atrás quedaron los tiempos en que sólo preguntábamos... ¿Cómo le fue a Hugo?

Actualmente, unos con más suerte y otros con menos pero en diferentes latitudes, volteamos a revisar las actuaciones de Vela, Giovani, Galindo, Pavel, Osorio, Márquez, Méndez, Franco y el mismo De Nigris.

Y hasta hace muy poco lo mismo sucedía con Fonseca y Jared.

¿Ahora quien sigue... Ochoa, Guardado ó Bravo?

Y hago la aclaración que la MLS merece mis respetos, pero la pongo en otro renglón.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas