¿Cuál será el nivel?

La semana pasada el centro de las críticas fue el equipo nacional.

La semana pasada el centro de las críticas fue el equipo nacional.

Es cierto que ya estaba en la Final de la Copa de Oro pero su accionar en la cancha no había convencido a nadie.

Para rematar, la derrota ante Estados Unidos y las bajas "por motivos de cansancio" de 3 jugadores importantes que se evidenciaron como poco solidarios con el proyecto de su nuevo entrenador y los reclamos directos o indirectos de algunos jugadores que se sentían poco valorados presagiaban mas turbulencias en el vuelo a Venezuela.

Pero ¿Que habrá pasado en los últimos días en el seno de este grupo?, ¿Y qué discurso habrá dicho Hugo Sánchez del domingo a la fecha?, ¿Cómo manejará el choque de egos entre futbolistas acostumbrados al elogio como Blanco y Bautista ante la cascada de elogios que se escuchan ahora para Nery? y ¿Cómo entender que cuando en apariencia más hundido estaba este barco de pronto se haya brindado una espectacular actuación ante Brasil con un cuadro que a priori nadie, excepto Hugo, tenía contemplado?

O lo que es lo mismo ¿Cuál es el verdadero nivel del futbol mexicano a nivel de Selección… el de hace 10 días o el de hoy?

Algo así como la fluctuación de una moneda que de un día para otro puede dar un "bandazo" y disparar su cotización del suelo a las alturas.

De manera que, para ti, amigo lector de Medio Tiempo ¿El nivel real es este o aquél? Porque para mí, el nivel es simple y sencillamente reflejo de nuestra Liga, que salvo raras excepciones como el Pachuca en la última campaña, está lleno de conjuntos irregulares que una semana pueden ser sublimes y la otra caer en la ridiculez.

Por eso me he acostumbrado a ver sin ninguna sorpresa a cuadros que golean en una jornada y días después son goleados sin piedad pareciendo equipos diferentes, cuadros en el sótano que se levantan de la lona sólo para pegarle a un líder y desahuciados que llegan a una Final. Así, todo puede pasar

Sin embargo hay quienes dicen que el nivel del futbol en un país sólo encuentra su verdadera calificación cuando acude a un Mundial y se mide sin ausencias a los mejores de otras naciones ¿Será? También escucho que se pide a la gente que sea mesurada cuando se le gana a Brasil "pues todavía no se obtiene nada" y pregunto ¿Con qué derecho se le quita a la afición esa libre oportunidad de ser feliz cuando de vez en cuando también hace falta cambiar el ánimo luego de tantas "derrotas honrosas"?

En resumen, es difícil calificar sin margen de error el nivel que tiene el futbol de un país pero si a eso agregamos que cada mes la FIFA nos confunde aún mas con sus famosos rankings, entonces ¿A quién creerle? Yo, feliz me quedaría con el del miércoles en Venezuela… al fin y al cabo es el último examen ¿Y tú?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas