La Máquina descarrilada

¿Quieren que les cuente un cuento? Y al mero estilo de "Brozo", el payaso tenebroso, esta historia podría parecerse a otra de la vida real.

¿Quieren que les cuente un cuento? Y al mero estilo de "Brozo", el payaso tenebroso, esta historia podría parecerse a otra de la vida real.

Se trata de una Máquina locomotora pintada de azul que hace muchos años comenzó a recorrer los caminos del país pitando y pitando. La llamaban "La Celeste", y era el orgullo de Jasso, Hidalgo.

Su primer conductor fue un hombre trabajador, entregado y apasionado llamado Guillermo Álvarez Macías quien además de ser su máximo responsable fue también un ejemplar líder de la Cooperativa de Ferrocarrileros.

Y ¿Cómo olvidar su paso por las estaciones de 1971 a 1974 y años mas tarde de 1979 a 1981? No había quien los detuviera.

Y es que gracias a los fogoneros Raúl Cárdenas y Nacho Trelles este aparato imponente y arrollador no era detenido por nadie.

Todo, a pesar de que otra Máquina competidora en el carril de junto llamada "La Milloneta" parecía celosa por la velocidad alcanzada en poco tiempo por la famosa "Celeste".

Porque además en 1970 ésta última había decidido mudar su terminal al mismo sitio donde arrancaba sus viajes la locomotora amarilla.

Y así transcurrieron los años y cada vez eran más los pasajeros que se subían a la Máquina azul, hasta que un día…

Algo pasó, de repente los hijos del conductor original comenzaron a ser responsables de darle mantenimiento pero no atinaban a dar con los problemas que tenía su tren para avanzar. Y vinieron los tiempos difíciles.

Solo una vez en 1997 llegaron antes que los demás, pero más bien, su paso era lento, sin fuerza y para colmo descarrilándose más de una vez.

Ya ni para que les cuento la cantidad de problemas que han vivido en los últimos años… les ha pasado de todo.

Han cambiado de maquinista, de vagones, de diseño, de horarios de salida, de andenes, de boleteros ¡Pero nada!

La crisis tocó fondo hace unos días cuando de plano casi se caen a un barranco debido a su pésima conducción.

¡De milagro no se murieron todos sus pasajeros! Los cuales por cierto cada vez son menos y los que están adentro se han convertido en seres desconfiados de lo que antes fue su poderosa "Máquina".

Pero hace unas horas el Sindicato de Ferrocarrileros, Locomotoras y trenecitos de Feria ha hecho un anuncio que puede cambiar las cosas....

Hay cambios de política y con una sacudida en cargos importantes llegarán nuevos y entusiastas conocedores del ramo para tratar de revivir laureles.

Por lo pronto el "Yayo" de la Torre, afamado fogonero rojiblanco y quien recientemente también se encargó de reparar algunas vías en Torreón, Chiapas y otros lugares tendrá un puesto clave en el organigrama.

Y esta "historia-cuento" continuará… No se la pierdan pues aún vendrán más noticias en las próximas horas..

¿Les gusto el cuento ? Y si tienen boletos para el Estadio Azul ¡Ahí se ven!

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas