El grito de dólares

Este fin de semana que huele a "grito de independencia" y reconocimiento a "los héroes que nos dieron libertad" me vino a la mente una escena ficticia que aunque no tiene nada que ver con Dolores,...

Este fin de semana que huele a "grito de independencia" y reconocimiento a "los héroes que nos dieron libertad" me vino a la mente una escena ficticia que aunque no tiene nada que ver con Dolores, Hidalgo, sí conecta directamente con los billetes verdes que tanto circulan en territorio norteamericano a costa de los conjuntos mexicanos que visitan ese territorio.

Y de pronto, al pie de la "Estatua de la Libertad", Nueva York, imagino a varios empresarios norteamericanos, promotores y Directivos de la Major League Soccer gritando a todo pulmón…

¡vivan los equipos mexicanos!¡vivan sus ídolos futboleros!¡vivan nuestros estadios llenos! ¡viva Cuauhtémoc!¡vivan las Chivas USA!¡viva el toreo Interliga!¡viva la Superliga!¡vivan los amistosos!¡vivan los mojados!¡vivan sus paisanos!¡vivan los México-californianos!Y sobretodo… "viva la selección tricolor".

Esta última no importando que vistan de verde, de blanco o de rojo.

¿y cómo no gritar con esa emoción si desde hace 3 décadas el gran negocio es llevar a Estados Unidos equipos del futbol azteca que de inmediato conectan con los mexicanos residentes allá y trabajan de sol a sol con la ilusión de juntar dólares y cambiar algún día su nivel de vida?

Aunque también hay que decir que el beneficio para nuestros clubes es muy importante. Por ello los explotan a la perfección, y a Estados Unidos se le conoce como "la mina de oro".

Porque saben que "del otro lado del río" hay tantos o mas fanáticos Águilas, Chivas, Pumas o cementeros que aquí, incluso me sorprendió ver cómo en la reciente Final del Superliga entre Pachuca y Galaxy, en el Estadio de Carlson había un buen número de porristas tuzos perfectamente ataviados.

Así las cosas, el México ante Brasil desde el momento mismo en que se anunció ya era un éxito garantizado en Boston con aficionados de ambos bandos que abarrotaron el Estadio de Foxboro, igual que si se hubiera programado en Chicago, Los Ángeles o Texas.

Por todo esto, hoy en día ya no concibo una Pretemporada de nuestros cuadros sin algunas escalas en ese país, ni tampoco encuentro otra liga que le surta "mercancía" más atractiva que la nuestra a los empresarios gringos. Al fin y al cabo en este medio y particularmente, mundo del futbol profesional "business are business".

De manera que… ¡viva el futbol mexicano!... ¡y bienvenidos los dolarucos que caen en cascada cuando nuestros equipos se presentan allá!

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas