La dignidad de los técnicos

Son siempre un tema de moda.

Son siempre un tema de moda.

Y los medios le damos tanta importancia a su trabajo que con frecuencia nos preguntamos ¿cuál es el porcentaje que tienen en los éxitos o derrotas de un equipo?

Se llevan primeras planas cuando llegan y no se diga cuando se van, cuando "suenan" para un club o cuando los corren del mismo, cuando declaran, acusan, se justifican o presumen sus ideas.

Casi diría que son indispensables.

Y es que hasta hoy, y a pesar de que hay conjuntos plagados de figuras en la cancha, no conozco ninguna escuadra importante del mundo que juegue sola.

Pero hay momentos en los que me pregunto también: ¿porqué aceptan que los propios hombres que los contrataron y juraron creer en ellos los exhiban públicamente y amenacen con la guillotina dependiendo de un solo partido o un resultado?

Uno entiende que "el que paga, manda" y que es normal que en cualquier chamba se le pidan cuentas a un empleado, pero en el futbol ¿cómo es que de una semana a otra el que se supone que es el hombre de confianza y encabeza un proyecto (casi siempre se dice que a largo plazo) termine dependiendo de la puntería que tengan sus delanteros en una sola tarde para darle o no continuidad a su trabajo? ¿Eso es un verdadero apoyo?

Casos recientes sobran en el futbol mexicano. Tena fue víctima de un "ultimatum" la semana anterior y luego de un empate ante los Tigres se decide que siga " otro rato" cuando yo creo que a todas luces fue precipitado meterle tanta presión a un campamento que efectivamente ganaba ampliamente como local y sufría afuera pero no era para hacer un drama.

Américo Gallego tampoco canta mal las rancheras y ese mismo empate lo mantiene al menos de aquí al Clásico Norteño sin que nos extrañe que unos días se vuelva a mencionar la palabra "despido".

Nery Pumpido acumula 4 derrotas en Veracruz y se tambalea, Rubén Omar Romano pide a la Directiva que lo dejen y la cúpula del Atlas le juega al "perdona vidas" y acepta... y todos estos casos sólo por citar algunos episodios que se han hecho públicos.

Incluso, ¿que les parece el tema de José Luis Sánchez y la renuncia de uno de Maurer en Puebla porque ya no se puede dar la convivencia juntos?, en un caso que pasará a la historia como el técnico que terminó teniendo más peso en un equipo que uno de sus directivos.

Para no ir lejos, hace unas semanas se supone que en el juego entre Jaguares y Pumas se tambaleaba la suerte de Ricardo "Tuca" Ferretti y luego de ganar el duelo resulta que el que se fue resultó ser Víctor Manuel Vucetich.

Así las cosas, la profesión de Director Técnico es efectivamente más inestable que nuestra moneda y nunca fueron más sabias las frases del maestro Don Nacho Trelles que dice que "los entrenadores son hijos de los resultados, tan buenos o malos como su último juego y siempre deben tener las maletas hechas", ¿alguna duda?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas