¿Fue o no penal?

La Liguilla ha dado mucho de que hablar.

La Liguilla ha dado mucho de que hablar.

Y las actuaciones de los árbitros le están robando cámara a los sistemas, goles y jugadas de cada partido.

Se habla más de Francisco Chacón, García Orozco, Paul Delgadillo y Germán Arredondo que de Ludueña, Solari, Medina y Maldonado.

Por lo pronto, la jugada de Muñoz Mustafá y Omar Bravo se ha repetido mil veces superando la de cualquier gol, atajada o remate espectacular.

Y queda claro que no hay unanimidad, pues para unos (todos los atlantistas) no fue penal y para otros (todos los chivas) sí fue, y entonces viene al caso aquello del vaso "medio lleno" o "medio vacío" que servía como campaña publicitaria del hoy extinto "Heraldo de México", pues todo es según el color del cristal con que se mire y esta jugada pone en evidencia que es muy difícil ser objetivo cuando hay una acción dividida que perjudica o beneficia al equipo favorito.

De pronto quiero imaginarme ¿cómo será el futbol dentro de 100 años?, ¿seguirá bajo las mismas reglas?, ¿continuará de 11 contra 11?, ¿por fin se aceptará la ayuda de la tecnología en aras de la justicia?, ¿toda la responsabilidad de ser juez seguirá recayendo en un sólo hombre dentro de la cancha y un par de asistentes?, ¿y si todo eso suena lógico para el futuro, por qué no se ha comenzado a aplicar?

Y volviendo al tema de la polémica que nació en el Estadio Jalisco este miércoles ¿cómo se puede conocer "lo que quiso hacer un jugador", lo que intentó y lo que pasó por su mente? Es imposible.

Tampoco me imagino a un futbolista beneficiado por una jugada decisiva declarando "la verdad es que me tiré un clavado tratando de engañar al árbitro y pegó mi colmillada", ni tampoco a un técnico del equipo que avanzó gracias a este tipo de acciones diciendo a la prensa, "honestamente es injusto que mi equipo sea quien llegue a la Final por un error arbitral, ojalá que la Comisión Disciplinaria analice el video y estamos dispuestos a ceder nuestro lugar a quien justamente se lo merece", mucho menos creo que lo mismo opine un aficionado…. ¿así o más utópico?

Hay quien dice que el día que se termine la polémica se acabaría también la magia que tiene el futbol, el pensar que cada uno de nosotros tenemos la razón, el decir que el que se equivoca es el entrenador y el árbitro, que la verdad es nuestra.

Por eso la pregunta de ¿fue o no penal? que hemos escuchado tantas veces en las últimas horas, es un ingrediente indispensable para llegar a la escuela, la reunión o la oficina a discutir y defender cada quien su postura.

Porque a pesar de que la vida política tiene sus controversias y estas resultan mucho más importantes para el país, y que también el mundo del espectáculo nos regala escándalos a diario y ni que decir de los problemas de seguridad y carencias que afectan a todos los ciudadanos, el futbol (pan y circo como dirían algunos) es capaz de llevarse las portadas y el tema central de discusión luego de una jugada polémica en un partido de las Chivas y en Liguilla.

Y por cierto, para mí no fue penal.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas