';La prensa es culpable';

Sinceramente ya me cansé. Y es que no puedo entender que cada vez que algún miembro de la familia futbolística se arrepiente de algo que dijo, lo primero que se le ocurre es acusar a los...

Sinceramente ya me cansé. Y es que no puedo entender que cada vez que algún miembro de la familia futbolística se arrepiente de algo que dijo, lo primero que se le ocurre es acusar a los periodistas de tergiversar sus declaraciones. El problema para ellos es que los reporteros que actualmente cubren los diferentes campamentos siempre están apoyados por cámaras y grabadoras que documentan el testimonio en cintas que no mienten. Y es por ello que el famoso... "lo que yo quise decir", debiera sustituirse algún día por el... "perdón, efectivamente dije eso pero la verdad, me equivoqué".

¿Quiéren el caso más reciente? El puma Rubens Sambueza. Que a principio de semana se le ocurrió decir (y está registrado) que si las entradas en Ciudad Universitaria venían a menos, a él no le interesaba pues le da igual si la gente va o no al estadio. ¡Caramba! Y es que no me imagino diciendo lo mismo a un actor si las butacas de un teatro estuvieran vacías, o a cualquier protagonista de un espectáculo que ignorara que se debe precisamente a quienes pagan su boleto en la taquilla.

Y es que a final de cuentas son ellos quienes los mantienen, pues el día que nadie vaya a las tribunas, sencillamente... ¡el show se acaba! Lo peor en el caso del delantero universitario es que al día siguiente de sus desafortunadas declaraciones culpó a los periodistas de editar un fragmento de manera mañosa de las mismas haciendo creer que él no dijo lo que realmente sí dijo.

Otro caso podría ser tambien el del técnico de la Selección, Hugo Sánchez que solicita apoyo total a su trabajo con el Tricolor y ha cuestionado a quienes critican el accionar de su equipo provocando, según dice, que la gente con esa influencia les moleste con algunos coros.

Y debo decir que yo también creo que hay que estar con nuestro equipo nacional y tratar de animarlo, levantarlo cuando anda mal y hasta aplaudirles si se nota su esfuerzo pese a los malos resultados, pero la prensa juega otro papel y está en su derecho a diferir. Los medios de comunicación están para cuestionar, señalar errores,  revisar los detalles de las malas actuaciones, y no para poner después de un mal juego, alguna portada como "Jugaron mal, pero hay que aplaudirles".

Respeto y admiro a Hugo y su mentalidad siempre triunfadora, pero debo aceptar que recientemente pone demasiada atención en mandar mensajes sobre una utópica unión generalizada para respetar y alentar su trabajo "suceda lo que suceda", y es ahí donde se ha llevado la sorpresa de recibir diferentes respuestas y posturas. Este caso es diferente al de Sambueza, pero finalmente también refleja que "la prensa tiene la culpa" y creo que no es así.

Al menos el anterior Presidente de la República (Vicente Fox) tenía un famoso vocero que al día siguiente de un mal discurso trataba de corregir la plana y decía que la declaración se había malinterpretado con aquel famoso "...lo que realmente quiso decir es que...".

De manera que urge que en el futbol mexicano, a fin de no lanzar la bolita a los medios de comunicación, quienes tienen la mala fortuna de decir algo de lo que luego se arrepientan, se responsabilicen o de plano pidan disculpas. ¿no creen ustedes?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas