La ';obligación'; del Tri

Hugo dice que no son favoritos, pero sabe que sí.

Hugo dice que no son favoritos, pero sabe que sí.

Y es que la Selección Preolímpica que dirige, comenzará esta semana su camino a Beijing enfrentando a Canadá, Guatemala y Haití con material humano suficiente para pensar que el boleto sí debe ser obligatorio.

Una Selección que por cierto muchos han querido comparar debido a su calidad y juventud con la que integró el mismo Hugo en los setentas cuando llegaron a los Olímpicos de Montreal 76, aunque con una gran diferencia… ¡ninguno de aquellos jugadores había debutado en la Primera División!

Es más, era condición en esos años que todos los participantes de una olimpiada comprobaran ser amateurs y no cobrar por el ejercicio de su actividad. Condición que años después desapareció.

Y es cierto que ese grupo del que les comento sí tuvo un extraordinario proceso y que la calidad de hombres como José Luis Caballero, Eduardo Rergis, Guillermo Cossio, Héctor Tapia, Víctor Rangel, Mario Carrillo y Hugo Sánchez entre otros, era indiscutible, pero tal vez eso que le faltó para hacer un buen papel en el evento olímpico es precisamente lo que ahora le sobra a los elegidos por Hugo, o sea "experiencia".

Hoy en día, elementos como Guillermo Ochoa, Luis Ángel Landín, César Villaluz, Edgar Andrade, Santiago Fernández o Patricio Araujo -sólo por citar algunos- son ya bien conocidos por nuestra afición.

Muchos de ellos titulares en sus clubes e incluso con calidad para ser tomados en cuenta por la Selección Mayor.

Platicando con Hugo hace unos días me decía que a él no le gusta declarar que son los favoritos pues los rivales pudieran tomar eso como un término de menosprecio hacia ellos o ser transmitidos al interior como un exceso de confianza que pudiera perjudicar en lugar de ayudar. Lo respeto pero no lo comparto.

Y es que en nuestro papel de críticos y analistas está la obligación de señalar y decir que México no tiene excusas ni pretextos para no conseguir ese pase a Beijing. Sí son favoritos y sí sería un tremendo fracaso no alcanzar esa meta.

Si bien sabemos que los enemigos en la cancha también se preparan y piensan igual que nosotros en conseguir uno de los codiciados boletos, no podemos dudar que ninguna otra Selección como la nuestra que tiene tanto roce en Primera División, gana tanto dinero como cada uno de nuestros seleccionados, juega semana a semana en una liga de presión constante y ha sido tan apapachada como ésta dejándolos concentrados desde hace 2 semanas metidos de lleno a preparar este certamen colocando en segundo plano su participación con los equipos que le pagan a cada uno de los convocados.

Por eso aún cuando hombres como Giovani o Carlos Vela no estarán en el Preolímpico, no se puede utilizar eso como argumento para justificar que no se llegue al 100% y que tengamos una Selección competitiva.

También es un hecho que a nadie ha dejado satisfecho el accionar en los últimos 5 partidos de preparación en los cuales lejos de ver un avance, más bien da la impresión de generar más dudas careciendo de goles y resultados favorables.

Porque el discurso de que "lo importante no son los marcadores o ganar esos duelos sino acumular experiencias", es una realidad que todos quisiéramos haber visto en esos juegos preparatorios un equipo con más personalidad y mentalidad ganadora y no nada más "competidora".

Eso fue parte del discurso que Hugo argumentó siempre que dijo en voz alta que él era el hombre indicado para dirigir al Tricolor y por eso mismo no parece lógico que no sea él quien más se comprometa a ser favorito y contagiarnos de ese optimismo que tantas veces le acompañó.

Sólo espero que en 3 semanas todo eso sea anecdótico, que México tenga el boleto para jugar en Beijing y que una vez más los últimos juegos preparatorios no sean de mal presagio.

La hora buena está a punto de llegar y me atrevo a apostar que nuestra Selección logrará su objetivo, y ya entonces podremos comenzar a cuestionar ahora sí, ¿a qué medalla aspiramos en la justa de Beijing?

¡Pero primero… lo primero!

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas