La misma historia

¿Cuántas veces habrás escuchado las siguientes frases? "La Selección seguramente va a calificar", "se han preparado como ninguno de sus rivales", "esta generación es una de las mejores", "el...

¿Cuántas veces habrás escuchado las siguientes frases? "La Selección seguramente va a calificar", "se han preparado como ninguno de sus rivales", "esta generación es una de las mejores", "el primer partido no fue lo que esperabamos", "se jugó como nunca pero perdimos como siempre", "todavía hay tiempo de enderezar", "no se ganó pero tampoco se pierden las esperanzas", "seguramente el siguiente partido sera distinto"... etc, etc.

Y es que sobran casos de equipos nacionales que comenzaron con una derrota en Eliminatorias o competencias finales y luego efectivamente reaccionaron a tiempo y hasta se coronaron. Pero no siempre. En esta ocasión obviamente me refiero a México y el Tricolor que busca su boleto a Beijing. Porque luego de que hubo críticas y abucheos tal vez pasados de tono, la promesa fue que al comenzar el Preolímpico en Carlson veríamos a la verdadera Selección Nacional... ¿y dónde estuvo? ¿Acaso un equipo al que sorprenden en los primeros minutos, que reacciona luego de un penal, que llega pero no concreta, al que le expulsan tontamente a un jugador es lo que tanto esperábamos?

Yo sé que una cosa es lo que se dice hacía afuera por parte de técnico y jugadores, y otra muy diferente la que comentan entre ellos. Y debe haber preocupación, llamados de atención y arengas de apretar. Lo que se están jugando es mucho. Por una parte Hugo Sánchez sabe que sus detractores están esperando un tropiezo para echarle en cara que no ganó la Copa de Oro ni la Copa América y que perdió la oportunidad de tener boleto para la próxima Confederaciones. No ir a los Juegos Olímpicos sería un fracaso que no le perdonarían y seguro que hasta su continuidad rumbo a Sudáfrica se estaría tambaleando.

Por su parte los jugadores saben que los equipos que les pagan los soltaron a regañadientes pues no es fácil quedarse sin ellos siete semanas, con lo que ello implica, además de perderse la oportunidad de acudir a un evento que hoy en día concentra la atención mundial. Y estos chances muchas veces no regresan.

Por su parte, las televisoras y patrocinadores también se están jugando mucho en la Eliminatoria Olímpica. Millones de pesos de inversión se ponen sobre la mesa cuando se sabe que habrá futbol olímpico con la participación de mexicanos. Aunque también la historia diga que no se llega muy lejos. Sólo espero que ese inicio malo ante Canadá no sea presagio de nada. A final de cuentas tampoco se perdió pero la carencia de gol sigue siendo nuestro punto mas débil.

¡Pero sólo basta con revisar las tablas de goleo de nuestra Liga para explicarnos porqué no abundan los hombres que concreten en nuestro país! ¿O acaso si los hubiera, la Selección Mayor estaría recurriendo a Franco, De Nigris, Vela, Giovanni y Nery de cara al duelo amistoso ante Ghana?

De manera que el mal de nuestro futbol sigue perfectamente detectado: no tenemos gol. Y para mala fortuna ese pequeño detalle es el que hace que se ganen, empaten o pierdan los partidos.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas