De América para el mundo

En estos días visitaron nuestro país los dos más grandes íconos del futbol mundial. Y es que sin mayor discusión todos dijimos que sólo entre ellos está la duda de quién fue el más grande de todos...

En estos días visitaron nuestro país los dos más grandes íconos del futbol mundial. Y es que sin mayor discusión todos dijimos que sólo entre ellos está la duda de quién fue el más grande de todos los tiempos.

Polémica que por lo general termina a favor del que por generación más pudimos ver. Así, los que tenemos más de 40 años decimos sin chistar que fue Pelé, mientras los más jóvenes se ofenden con esa respuesta pues para ellos Maradona simplemente es Dios.

Y no dudo que si hoy vamos a una escuela primaria o secundaria se van a reír de las dos propuestas anteriores, pues para la "chaviza" sólo existen los Messi, Kaká, Ronaldinho y en una de esas algún despistado se atreverá a decir que hasta Beckham.

Pero quienes tenemos bases para calificar a los líderes por su trascendencia, virtudes, peso con sus equipos, selecciones, Copas del Mundo, etc, no dudaremos en señalarles que entre los actuales "cracks" y los dos genios hay un verdadero abismo.

Y si nos vamos al lugar donde nacieron tenemos que pensar que América es hasta hoy el gran mandón. Se trata del continente donde vieron la primera luz además de Pelé y Maradona hombres como Garrincha, Di Stéfano, Zamorano, Hugo, Romario, Rivaldo, Francescolli y muchos que por cierto en su mayoría emigraron a Europa para demostrar al mundo quienes eran.

Y que conste que no nos podemos olvidar que hubo jugadorazos "del otro lado del charco" como Cruyff, Charlton, Beckenbauer, Puskas, Platini o Zidane pero también es un hecho que hasta hoy las encuestas mundiales sobre el mejor de todas las épocas ponen a varios de estos europeos en lugares de escolta pues para los primeros sitios siempre se apunta a los dos íconos.

Por cierto que me dio mucho gusto verlos bien en su visita a Guadalajara. Al Rey Pelé, porque parece que los años nunca pasan por él (ya hasta comienzo a creer aquello de que la pastillita azul que anuncia tiene efectos rejuvenecedores) siempre amable y en su papel de "bueno", mientras a unos metros dos enormes guaruras no lo sueltan nunca y hacen difícil que los aficionados puedan tener contacto con él.

Mientras que Diego Armando, si bien no es el "flaquito" que vimos en su show de TV hace un par de años, la verdad es que está bastante bien y atrás parecen haber quedado aquellos momentos críticos donde su vida pendió de un hilo y hubo más de dos que pensaron que el "10" no la libraba.

Cierto es también que el argentino puede ser antipático pues abiertamente cobra hasta por respirar y por lo mismo no dio entrevistas, ni aceptó reportajes y hasta un homenaje que pretendieron hacerle en el Jalisco. Pero ya lo conocemos.

En el caso de Pelé, digamos que es igual, pero menos evidente, pues el Rey es un hombre que explota a la perfección su imagen y si lo vimos aquí fue gracias a un jugoso contrato de exclusividad que firmó con el banco que patrocina la Copa Libertadores

¿O ustedes creen que vino "de cuates" para ver el Chivas-Santos? Lo que pasa es que su logística es tan buena que apoyado en el gran carisma del Rey, pareciera que con él todo se arregla a través de una sonrisa.

Así las cosas, dichosos aquellos que pudimos ver a estos dos grandes en su momento de plenitud y más afortunados quienes dedicándonos al periodismo hemos podido varias veces convivir y entrevistarlos. Porque les puedo asegurar que aunque el lugar uno y dos pueda variar en su orden según las preferencias de cada quien, estamos hablando de los jugadores más reconocidos universalmente.Y ambos, orgullosamente "hechos en América".Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas