El tour de Decio

En estos momentos la caravana sigue por Europa.

En estos momentos la caravana sigue por Europa.

Y así, Decio de María Serrano acompañado de mis tocayos, Antonio Leaño de Tecos y Antonio Leonardo de Jaguares, llegaron a España, su primera etapa.

Buscaron a Javier Aguirre y el actual técnico del Atlético de Madrid auténticamente "los mandó por un tubo", pues sin que se quiera hacer del rogar sigue dejando claro que su compromiso con los "colchoneros" es su total prioridad en este momento.

Eso sí, como la caravana azteca ha sido ruidosa anunciando su plan de vuelo, todos los medios (españoles, mexicanos y demás) han estado pendientes de los pasos que den quienes sólo llevan el encargo de "sondear" sin ofrecer "la mano" de esta novia verde que hoy carece de pareja.

Pero debo decir que a mí al menos no me gusta la forma en que se está buscando al sucesor de Hugo y tengo mis motivos.

1.- Resulta que es muy claro que no se tiene ni la menor idea del perfil futbolístico que requiere nuestro equipo y sólo se han soltado nombres de candidatos como para convencernos que al menos será alguno muy famoso, impactante y con personalidad.

¿Pero y lo futbolístico, la forma de trabajar, el sistema que lo caracteriza, las posibilidades de entender nuestra mentalidad, de explotar las virtudes de nuestra raza, eso dónde quedó?

¿Porque no me digan que hablando y parados en la cancha es igual convencer a Scolari que hacerlo con Pekerman, Bianchi o el mismo Aguirre?, ¿qué tiene que ver por ejemplo el futbol de los equipos de Marcelo Lippi con los de Raúl Arias?, ¿no sería ideal que al menos antes de entrevistarse con los candidatos algún asesor futbolístico orientara a los dirigentes viajeros?

Y es que a final de cuentas no entiendo si se decidirán por el más conocido, el menos caro, el más chistoso, el mejor anfitrión, el menos complicado con sus calendarios, el disponible o el que más trofeos les prometa.

2.- Tampoco creo que sea bueno eso de ventilar tan abiertamente las citas que tienen al estilo de un "Big Brother" donde el trabajo de los "paparazzi" se acabó pues todos pueden casi pedirles que posen frente a las cámaras.

¿Acaso eso no es una falta de respeto grave para los equipos que como en el caso del "Vasco" les siguen pagando?, ¿puede tan campechanamente buscarse a alguien con un compromiso para llevarle flores e intentar buscar que deje a quienes hoy confían en ellos?

3.- Si tan abiertos han sido, ¿porqué no nos dicen de una vez por todas quienes son esos famosos 7 nombres que tienen en la baraja y siguen provocando un manoseo por parte de los medios que al no tener información concreta nos damos a la tarea de especular y levantar falsas expectativas entre Arias, Pekerman, Luis Fernando Tena o los que se nos ocurran?

Si me lo permiten (cosa que dudo pues para bien o para mal nunca me han consultado) yo hubiera manejado las cosas de la siguiente manera:

1.- Tomada la decisión de cesar a Hugo, habría formado una Comisión con ex técnicos nacionales dejándoles bien claro que no se les está ofreciendo de nuevo el trabajo, sino que funcionarían como asesores para los dirigentes.

2.- En base a escuchar sus experiencias y recomendaciones hubiera designado a un personaje directivo (solo uno) muy importante y con el poder suficiente para ser la cabeza de una Dirección de Selecciones.

3.- Con las recomendaciones deportivas y conclusiones vertidas con los ex técnicos, ese personaje debiera ser apoyado por los dueños y designado como único encargado de buscar y platicar con todos y cada uno de los hombres que cubrieran el perfil buscado.

4.- Discretamente tendría reuniones con ellos analizando pros y contras con cada uno los candidatos y entregando al final una valoración y sugerencias.

Sin embargo, resulta que hoy tres directivos que en sus equipos tienen el récord de técnicos despedidos (lo cual quiere decir que obviamente han escogido mal) son los encargados de buscarnos al nuevo entrenador nacional.

¿Ya vieron las cabezas que han rodado en sus Tecos, Chivas y Jaguares los últimos años?

En fin, el "tour de Decio y compañía" sigue por Europa y que Dios los ilumine, porque la verdad el show que se está montando de esa expedición en busca de cazar al nuevo "hombre verde" al menos a mí, no me gusta.

Y ojalá que me equivoque, pero dicen que lo que mal empieza…Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas