Hiddink y Bora

Son dos ciudadanos del mundo.

Son dos ciudadanos del mundo.

Pasajeros con un sinfín de pasaportes que tienen las puertas abiertas en el país donde se paren.

Gente de futbol, gitanos de la profesión, judíos errantes y aventureros exitosos que pueden presumir de hacer historia con hechos y no palabras.

Hoy, el holandés es un auténtico ídolo en Rusia por haberlos metido a Semifinales de la Eurocopa y asegurarles al menos el cuarto lugar en este evento luego de vencer al favorito Holanda.

A tal grado que el Gobierno de ese país ya le extendió una oferta para darle la ciudadanía si así lo quiere.

Un Hiddink que todavía es venerado de la misma forma en Corea del Sur por su milagroso Tercer Lugar en el Mundial del 2002.

Y aunque con su país de origen, el holandés, no pudo trascender en Francia 98, su currículum incluye cinco ligas y cuatro copas con el PSV Eindhoven además de una Copa Europea y una Intercontinental luego de ser técnico del Valencia, Real Madrid y Betis de Sevilla.

No menos exitoso fue su paso por Australia y la calificación para Alemania 2006 o ahora lo hecho con los rusos.

¿Y se acuerdan que él fue uno de los candidatos de la FMF para suceder a Hugo Sánchez y algunos cuestionaron que su mejor época "ya había pasado"?

¿Y de Bora Milutinovich que decimos?

Cinco mundiales consecutivos de 1986 al 2002.

Y que mas allá de su carismática sonrisa algo debió tener para dirigir exitosamente a México en el 86, a Costa Rica en Italia 90, Estados Unidos en el 94, Nigeria en Francia 98 y China en el Mundial de Corea y Japón.

Me consta que el serbio es un personaje universal de este deporte que se codea en cualquier ámbito y habla (bien o mal) mas de cinco idiomas que le permiten hacer amigos en todo el mundo.

Pero, ¿hacía donde va mi comentario?

Simplemente a tratar de convencerme a mí mismo que Sven-Göran Eriksson no deberá tener problemas para adaptarse y dirigir a nuestra Selección.

Porque sin cambiar la postura que originalmente asumí pensando que el candidato ideal hubiese sido Javier Aguirre o en todo caso un técnico mexicano que conociera el medio, tampoco me puedo cerrar a ver todo negativo en el caso del experimentado sueco.

Por algo habrá sido el primer extranjero que se hizo cargo del equipo inglés.

Si bien la trayectoria internacional de Sven no se acerca a la de Hiddink y Bora (en cuanto a países dirigidos) me queda claro que sabe del negocio y México será para su trayectoria algo más que una aventura.

Para él es la oportunidad de volver a otro Mundial y a nadie le gusta subirse a un escenario para hacer el ridículo.

Volviendo a Hiddink, ¿hasta dónde llegará en esta Eurocopa?, ¿acaso dará la sorpresa ante España?, ¿irá aún más lejos?, ¿se imaginan si se corona con los rusos?

Todo es posible en el futbol.

Hasta imaginar que eso suceda y que en dos años la Selección de México mejore lo hecho en campeonatos internacionales con quien hoy es cuestionado.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas