La ';Furia'; contenida

Son el "ya merito" de Europa.

Son el "ya merito" de Europa.

Y aunque su Liga de las Estrellas tiene efectivamente a las grandes figuras, todo cambia cuando se trata de su Selección Nacional.

Por eso muchos españoles todavía no cantan victoria (y hacen bien) pues saben que la Final contra Alemania no será cosa sencilla.

Por lo pronto todo el país disfruta el triunfo contundente sobre Rusia, el paso invicto en esta Eurocopa y la consolidación de sus jóvenes estrellas que con hechos le han dado la razón al veterano Luis Aragonés quien entre otras cosas se jugó una carta importante apostando por dejar de lado al famoso Raúl. Hoy nadie se lo reclama.

Y curiosamente les comento que hace unos días encontré un reportaje de la revista "FIFA Magazine" (Diciembre 2007) en la que su artículo central estaba precisamente dedicado a los hispanos.

"El enigma de la Selección Española" ¿Por qué España acumula títulos en categorías juveniles mientras que la Selección Absoluta no consigue ningún título importante? Esa es la pregunta que se hacen millones de aficionados al futbol en el mundo. Tratamos aquí de darles una respuesta correcta. Así decía textualmente la presentación del reportaje.

Y en el contenido llegaban a la conclusión de que los grandes asuntos que han atorado ese paso a los títulos han sido la presión mediática que convertida en obsesión les impide jugar bien los partidos clave, la invasión de extranjeros que ocupan puestos importantes en su Liga, lo que al momento de conformar su seleccionado denota falta de trabajo en algunas posiciones (¿Les suena familiar?) e incluso mencionan a la mala suerte.

Y en este último punto, que para muchos puede ser el menos importante, me detengo.

Porque mas allá del error de Arconada en la Final de la Euro del ';84 ante Francia, la fatalidad (ya superada hace unos días) del famoso 22 de junio y hasta el "fantasma" del uniforme amarillo (o mas bien mostaza) con el que también demostraron que ya se puede ganar, el famoso mal augurio va en el sentido de lamentar que en los partidos que definen ese paso entre el "casi" y el "se pudo" siempre hay una lesión, una expulsión, un poste o "la mejor tarde de su vida" por parte del portero rival.

Ante Rusia hay que decir que España no era claro favorito pues su rival venía de mandar a casa ni más ni menos que a Holanda.

Para colmo en la primera parte del juego la estrella goleadora David Villa se lesiona y tiene que salir y por si fuera poco la intensa lluvia que se desató en Viena favorecía las condiciones de juego de su difícil rival.

Pero a todo eso se impuso "La Furia" y resultó que la entrada obligada de Fábregas terminó beneficiándole y el segundo tiempo de ensueño con los goles de Xavi, Güiza y Silva no hicieron mas que reflejar lo que a final de cuentas se vio en la cancha: un equipo inmensamente superior a su enemigo.

España llega a la Final del domingo con honores.

Pero aunque es también mi favorito desde el arranque (y hay testimonios grabados en los medios), la verdad es que retumba la famosa frase de "todavía no ha ganado nada".

Falta el último paso, el más difícil... ¡Y para colmo contra los alemanes!

Obviamente la historia, los números, los antecedentes y la lógica hacen favorito al equipo teutón que además llegará con un día más de descanso, pero el momento anímico que vive España no se compara con nada.

Así el "si se puede" deberá ser un coro que le agreguen al "cielito lindo" los seguidores del conjunto color sangre.

Porque lo que es un hecho es que el palmarés (de su Selección Mayor) no tiene más trofeos que una Euro en 1964 y de entonces a la fecha ya pasó mucho tiempo.

Para seguir en ambiente "a toro pasado" muchos presumirán "te lo dije"… pero hoy antes del juego yo me atrevo a reafirmar mi pronóstico de hace 3 semanas… España está para campeón.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas