¿Periodistas o actores?

Este lunes amanecí con una terrible noticia.

Este lunes amanecí con una terrible noticia.Murió mi amigo Carlos Trápaga, Director del ESTO y maestro del periodismo deportivo.Como suele suceder cuando alguien se va, todo mundo comienza a recordar los pasajes que nos involucraron con el desaparecido, los momentos buenos y en este caso los consejos recibidos.A Carlos lo conocí en 1981, cuando trabajando en la oficina de prensa de los Pumas me llamaba todas las tardes para enlazarlo con algún Directivo o jugador.Con frecuencia lo visitaba en el ESTO para que de su valioso archivo me prestara material para ilustrar folletos y memorias con fotos de equipos y jugadores desaparecidos. Nunca se negaba.Muchas otras veces coincidíamos en viajes, conferencias o aeropuertos y nos saludábamos con respeto y cordialidad.En su redacción lo recuerdo flaco y siempre fumando. Hablando por teléfono y sin prisa para atender a todos los que lo buscaban.Hace no mucho, tuvimos una charla que jamás olvidaré y les quiero compartir pues está llena de verdad." …hermano, me dijo, actualmente me desilusiona ver cómo en los medios electrónicos ya casi no hay periodistas. Hoy se trata de verse bonito, leer noticias y comentar el futbol tomando poses muy alejadas de la vocación".Entonces me señaló a la gente que trabajaba en su redacción (jóvenes y viejos flacos o panzones que con camisas arremangadas, bigote o barba descuidados, cigarro y Coca-Cola a un lado le daban y le daban a la computadora)… ¡esos son periodistas!

Y recuerdo que me puso como ejemplo a quienes aún cuidando su aspecto e imagen ante las cámaras siguen ejerciendo auténticamente esta profesión (nombres que por respeto a él no daré aquí) y también me citó a muchos que se preocupaban más por su presencia que por el contenido.

"… ¿tú crees qué "tal por cual" alguna vez ha buscado una nota hasta conseguirla, qué ha investigado sobre los personajes de los que está hablando o que sabe lo qué es salir de una redacción a las 2 de la mañana hasta que su exclusiva se confirmó?.El coraje de Carlos es que cada día con mayor frecuencia los estudiantes que se titulan en grandes universidades como "Licenciados en Ciencias y Técnicas de la Información" sólo piensan en comenzar en el radio y terminar en "la tele".Para ellos, dijo Trápaga, la esencia del periodismo no existe ni la conocen. Nunca han trabajado al ritmo de una redacción ni saben lo que es no cobrar durante años para escalar peldaños.

Y me acuerdo que esa noche salí del ESTO convencido por Carlos.Sin que su mensaje se tratara de un resentimiento por saber que para muchos aficionados la labor del periodista de diarios es casi anónima.

Debo decir que, sin que suene a "cebollazo", esa vez fui muy bien tratado por él pues varias veces me citó de ejemplo por haber alternado la escuela con el trabajo desde muy joven y me quedó muy grabado el comentario de que "… cuando saliste de TV Azteca por seguir un proyecto radiofónico me convencí que estás en esto porque te gusta el periodismo y el futbol más que ser famoso y aparecer en la tele". No lo había pensado.Hoy, cuando veo que abundan los espacios en los medios electrónicos y como se dice "ya cualquiera da los deportes" me convenzo más de esa charla con Carlos Trápaga.

Y también yo reafirmo que se ha perdido poco a poco la naturaleza de esta profesión.

Cada vez hay menos vocación de periodistas deportivos… hoy se trata de decir lo que sea (muchas veces mal), evitar ensuciarse el traje y llegar temprano al departamento de maquillaje pues lo importante es "salir en la tele".

¡Descansa en Paz…querido Carlos!.

Opina de esta columna Aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas