Portero sin suerte...

El adagio se completaría con aquello de que... "no es portero".

El adagio se completaría con aquello de que... "no es portero".

Pero, ¿cuántos casos quieren recordar de porteros que no han tenido a la fortuna de su lado recientemente?

El caso fresco del tapatío Luis Ernesto Michel es un "botón muestra" sobre la mala suerte de una lesión justo una semana antes de iniciar la campaña y cuando entre otras cosas el nuevo seleccionador nacional está elaborando una lista de prospectos en la que seguro sería tomado en cuenta... ¿acaso no es una muestra de "mala pata"?

Y si nos vamos a otros casos, ¿qué tal Oswaldo Sánchez y su operación justo cuando Santos Laguna estaba más comprometido y en zona de descenso perdiendo casi una campaña a la contratación más cara del torneo?

Para fortuna de él y su escuadra, el suplente Miguel Becerra respondió con creces en los momentos más importantes.

¿O que tal el caso del colombiano Miguel Calero que luego del Superliga del año pasado sufrió problemas arteriales que comprometieron no sólo su regreso a las canchas sino inclusive su propia vida?

Semanas después y mientras los Tuzos buscaban a su relevo entre las reservas, una oportuna intervención y una mejor recuperación hicieron que el "Cóndor" volviera justo cuando Pachuca se presentó en el Mundial de Clubes realizado en Japón.

No menos famoso fue el caso de Francisco Guillermo Ochoa quien era un auténtico desconocido para el medio futbolístico y generó todo tipo de dudas cuando una sorpresiva operación al titular americanista Adolfo Ríos, precipitó su debut.

Hoy se trata de toda una realidad, pero basta recordar aquella presentación en la "era Bennhakker" rodeada de dudas e incertidumbre.

El caso es que hoy el hombre que buscará aprovechar la oportunidad se llama Sergio Rodríguez y lejos de llorar por la tragedia de su compañero, estoy seguro que intentará que desde su primera actuación (y será contra Cruz Azul de visitantes) la gente no extrañe a Michel... ¡vaya paquete!

De hecho, si hacemos un recuento de cómo se producen las presentaciones en esa posición, llegaremos a la conclusión de que tuvieron que darse luego de una suspensión, lesión o retiro del titular.

Dificilmente la baja de nivel del eterno poseedor de ese puesto es el motivo de la soñada oportunidad.

Salvo en casos excepcionales como el de Yosgart Gutiérrez que vio como Sergio Markarián intempestivamente decidió su debut luego de un par de malas actuaciones del veterano "Conejo" Pérez.

De manera que... ¿quién dijo que "portero sin suerte no es portero"?Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas