Dilemas del jugador

Con frecuencia les sucede a los futbolistas.

Con frecuencia les sucede a los futbolistas.

Los ponen "entre la espada y la pared" y la mayoría de las veces pareciera incluso que está en sus manos ir "con melón o con sandía" aunque en verdad no depende de ellos.

Y como ejemplo el caso del argentino Lionel Messi quien durante varias semanas prefirió guardar silencio cuando por un lado lo reclamaba la Selección de su país para los Juegos Olímpicos de Beijing y por el otro Barcelona le pedía quedarse a la Pretemporada pues no había reglamento que los obligara a prestarlo.

Este asunto le hizo pasar muy malos ratos al jugador que prefirió no manifestarse para no herir susceptibilidades.

Y es que, si decía que quería quedarse con el equipo que le paga su sueldo y lo ha proyectado internacionalmente su país entero se le echaría encima acusándolo de traidor o términos similares.

Y si optaba por ir a China, sin la obligación reglamentaria de hacerlo, entonces los catalanes le reclamarían su decisión.

Conclusión: optó por quedarse callado y que las autoridades correspondientes se pusieran de acuerdo.

Fue así como hace unos días el TAS y la FIFA determinaron que los clubes no tienen que ceder futbolistas a sus seleccionados olímpicos y en todo caso depende de la "buena voluntad" con lo que Barcelona pudo, si hubiese querido, pedirle a Messi volver a España y dejar "vestida y alborotada" a la Selección sudamericana con las críticas en cascada que seguramente tendría esta postura.

Para bien de todos, y sobretodo del propio Messi éste se quedó con la albiceleste con el compromiso para la AFA de pagar un seguro y no pedirlo más durante este 2008 en el caso de partidos amistosos. Y colorín colorado.

Pero ¿qué me dicen del caso de jugadores del Cruz Azul como Julio César Domínguez, Gerardo Torrado y César Villaluz quienes exactamente la misma semana que su equipo estará en España participando en el famoso Torneo Teresa Herrera también estarán seguramente considerados por Sven-Göran Eriksson para jugar (o estar en la banca) en el duelo que tendrá la Selección Mexicana ante Honduras válido para la Eliminatoria rumbo a Sudáfrica 2010?

¿Qué le pueden decir a la prensa sobre su preferencia para ir o quedarse? ¿será mejor ir y jugar ante Deportivo La Coruña y luego avanzar a una Final contra Atlético de Madrid o Sporting de Gijón o quedarse aquí sin la garantía de alinear ante los hondureños?

Y si dicen que quieren irse ¿cómo quedan ante la afición nacional?, ¿pero si es al revés y abiertamente se manifiestan deseosos de quedarse, cómo lo tomarán seguidores celestes?

A final de cuentas, ni siquiera pasa por sus manos el decidir con quién se quedan, pero de momento a las diferentes entrevistas es lógico que prefieran esquivar. Todos haríamos lo mismo.

Lo cierto es que en mi opinión y sin caer en cuestiones de patriotismo los equipos que pagan al futbolista el día a día siempre tendrán la primera opción.

Salvo en casos de las selecciones mayores, para lo cual ya existen las llamadas "fechas FIFA".

El tema es polémico, pero resultaría verdaderamente injusto que quien mantiene el sueldo, las fichas y los contratos multimillonarios que actualmente se pagan termine siendo "la segunda opción".

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas