Las Chivas ';saladas';

Había una vez...

Había una vez...Un equipo muy, pero muy carismático, que quiso empezar una campaña con la gran idea de homenajear a una leyenda presentándolo en su primer partido del torneo y solicitando la colaboración de su rival.Todo iba bien... hasta que al día siguiente y luego de ganarles se burló de ellos con un desplegado que provocó una reacción corajuda del adversario quien juró jamás volver a cooperar pues además nunca les agradecieron el gesto.El mismo equipo hizo una extraordinaria campaña en el torneo regular y termino como líder general.Todo iba bien... hasta que una noche trágica durante la Liguilla, en una visita a cierta plaza norteña le cambio su suerte y prácticamente lo mandaron a la lona con una goleada de la cual ya no se pudo reponer.Ese club podía presumir entre sus filas al último gran goleador nacional. Sus aciertos frente al marco lo llevaron incluso a ser el mejor en su especialidad luego de mucho tiempo sin que un mexicano levantara esa corona.Todo iba bien... hasta que por no saber cuidarlo comenzaron a castigarlo cuando inocentemente expresó su deseo de salir al extranjero y entonces un día decidió esperar hasta la finalización de su contrato para recuperar su libertad y volar del nido sin dejarle un peso de la operación al equipo que lo vio nacer.Hablando de porteros, este equipo apostó durante años a un guardameta de mucha capacidad y enorme personalidad.A tal grado que le dijeron mil veces que era un emblema y que jamás saldría de la organización.Todo iba bien... hasta que el jugador recibió una oferta atractiva de Torreón y le dijo adiós al club con el que recién se había coronado. Poco tiempo después incluso se ventiló un adeudo económico con el ex patrón que terminó por raspar la buena imagen que había sobre esa relación.Para esa misma posición surgió un hombre que rápidamente se consolidó como un consentido de la afición gracias a sus virtudes y ganas de sobresalir, a tal grado de sonar fuerte también para pelear la titularidad con la Selección Nacional.Todo iba bien... hasta que una semana antes de la primera convocatoria el arquero sufrió una lesión que terminó de tajo con ese buen momento haciéndolo guardar sus ilusiones por un buen rato.Pero por si fuera poco, cuando otro jovencito ya demostraba querer comerse el mundo a puños y en base a goles quería hacer olvidar al goleador recién salido...Todo iba bien... hasta que en una jugada intrascendente, la nueva joya de este cuadro se lastimó en el momento menos oportuno perdiendo así la oportunidad de presentarse incluso de un llamado para el equipo nacional.Y de la goleada escandalosa ante un equipo de prosapia internacional en un juego amistoso ya ni hablamos...¿verdad que a veces el destino se ensaña con algunos?Opina de esta columna Aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas