Reflexiones olímpicas

¿Cuánto costará "cubrir" unos Juegos Olímpicos?

¿Cuánto costará "cubrir" unos Juegos Olímpicos? Me hice la pregunta cuando la noche del domingo observé las últimas transmisiones desde Beijing tanto de Televisa como de TV Azteca.¿Vieron la cantidad de enviados, personal técnico, reporteros, analistas, conductores, edecanes, cómicos, ingenieros y demás invitados? Es cierto que yo mismo viví la experiencia de formar parte de esos contingentes en mis 15 años en TV Azteca, pero cada día las delegaciones que cubren esos eventos aumentan en función de la competencia televisiva que provoca que si uno lleva 100 el otro quiera viajar con 120. O si es Mundial de Futbol, las cifras se duplican. ¿Y qué me dicen del espectacular cierre con enlaces en vivo a Londres (la próxima sede olímpica) y Sudáfrica (que albergará el Mundial 2010) además de enlazar las señales con los foros en el D.F.? De pronto llegué a la conclusión que sin duda el presupuesto que se destina para transmitir los Juegos es infinitamente superior al que tiene nuestro deporte para preparar a sus atletas competidores. ¿Qué sería de ellos si tuvieran por lo menos la mitad de ese dinero para hacer giras, prepararse y viajar en las mismas condiciones de apoyos y entrenadores que lo hacen las potencias? Y no es culpa de las televisoras, finalmente para ellas son negocios que comercializan sus espacios y con ello pueden mantener sus proyectos logrando además muy buenas ganancias. Pero, ¿no sería bueno que en lugar de prometer apoyos y solidaridad "de palabra" como cuando se les abandera también les aumentaran considerablemente sus condiciones de preparación? Me quedé perplejo cuando Guillermo Pérez, nuestro medallista de Oro en Taekwondo dijo que mensualmente recibía una beca de dos mil pesos por ser deportista de alto rendimiento. Es por ello que los atletas tienen que aceptar los estímulos adicionales que les da cualquier patrocinador y las ayudas que también les brindan las mismas televisoras para amarrarlos como "exclusivos" en caso de ser medallistas, como lo pudimos ver en estos Juegos. Por eso, Paola y Memo privilegiaron a TV Azteca en su gran día igual que sucedió con Tatiana y María con Televisa luego de sus respectivos triunfos. Esto, que antes no existía, parece que ya se quedó como costumbre. Y es un hecho que si las competencias se trataran de "tecnología televisiva", le tiraríamos al Oro cada cuatro años y el título mundial cada 4 años. Dudo mucho que exista un país que sin ser protagonista, Campeón o gran favorito despliegue tantos recursos para sus coberturas. Como auditorio habrá que valorarlo, aunque en cuestión de gustos no quiere decir que los contenidos hayan sido los ideales pues la lluvia de críticas por la exageración de comedia y color sobre lo estrictamente deportivo fue de lo más cuestionado.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas