Tan lejos y tan cerca

El tema del descenso es como una fábula.

El tema del descenso es como una fábula. En donde algunos animales del bosque trabajan durante mucho tiempo para no sufrir en las épocas de escasez mientras otros se rascan la panza pensando que "todavía falta mucho" y cuando ya tienen el agua al cuello entonces lloran, patalean, reclaman, se quejan y casi siempre terminan muriéndose. De manera que mientras los Indios de Ciudad Juárez no han asimilado aún que ya pertenecen a la Primera División resulta que de inmediato están sufriendo pues sus 4 primeros resultados los condenan al último lugar general con cero puntos de 12 disputados. Y entonces la fiesta del ascenso sólo les parece un sueño de relámpago. Porque se trata de 12 unidades que le hacen muchísima falta, y que por no haber podido rescatar algo de ellos los ponen "a tiro de piedra" de los cazadores. Así que lamentablemente lejos de hacer que sus aficionados estén emocionados por pertenecer a la máxima categoría mas bien los tienen angustiados desde ahora pues aunque “todavía falta mucho” los demás ya guardan provisiones. Y mientras los fronterizos siguen con un 0.0000 en esa tabla de los sustos, el Puebla de "Chelis" ya acumula 3 empates, los Tigres tienen 2 victorias más una igualada y los Tecos se han despegado con 3 triunfos que se traducen en 9 puntos. O sea que desde ahora, estos involucrados si ahorran y acumulan. Pero el fondo del problema por el que atraviesan los Indios tiene más fondo que sólo revisar su pobre inicio. Y es que la Federación Mexicana de Futbol, los dueños e incluso los presidentes de equipos no han querido modificar un reglamento que condena directamente al equipo que recién ascendió para ser el principal candidato a volver a la división de la que vino. Comenzando porque los calendarios tan ajustados entre las dos divisiones hacen que el Campeón de la Primera "A" apenas se ha coronado cuando ya tiene que enviar directivos al famoso "Draft". Ahí, suelen ser los compradores con la cartera más modesta pues ya se les obliga a modificar sus instalaciones, dejar depósitos y difícilmente cuentan con presupuesto para verdaderamente reforzarse. Es por ello que lo primero en que piensan es en pedir prestados jugadores, apostar por algún sudamericano que les promete resultados y rezar para que el acoplamiento sea inmediato. Pero casi nunca sucede así. Además, la volatilidad de su promedio por los puntos y partidos jugados no es igual a los demás y con una mala racha se hunden tremendamente. Entonces queda claro que el asunto ya no es parejo. Y seamos claros, este invento de hacer que descienda el de menor promedio en las últimas campañas se hizo con un solo motivo: proteger que los llamados "grandes" difícilmente se vayan luego de una mala temporada.

Porque si se hiciera "a la antigüita" cuadros como el América, la campaña anterior no sólo hubiera tenido la vergüenza de ser el último lugar de la tabla general, sino que además habría descendido…. ¡¿se imaginan?! De manera que hoy los Indios de Ciudad Juárez pagan la "novatada" que armaron sus colegas directivos desde hace años para darles la bienvenida a todos aquellos que por fin lograron salir de lo que muchos llaman "el infierno de la Primera ';A';" y sólo el tiempo dirá si los puntos que ya se le escaparon podrán ser recuperados más adelante. Así las cosas, el flamante Campeón de la tierra de Juan Gabriel está destinado a pasársela mal por un buen rato. ¿No les parece injusto?Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas