¡Cómo no te voy a querer!

¡Cómo no te voy a querer!

¡Cómo no te voy a querer!

Los Pumas son como una novia tormentosa.

La quieres, te le entregas y de pronto ¡te sale con cada cosa!

Un día parece que todo es perfecto, juega bien, gana, suma y te emociona.

Al otro pierde con el más débil, juega mal, no tiene pies ni cabeza, se olvida del gol y terminas sin querer saber de ella durante toda la semana.

Y para muestra basta con poner de ejemplo el Apertura 2008.

Con un inicio de 5 victorias en 7 partidos… ¡qué más se puede pedir!

Apenas una derrota como visitante y por un solo gol ante Monarcas Morelia, más un empate en la casa del Campeón Santos. Honestamente nada que recriminar.

¡Pero después… puras vergüenzas!

Siete partidos que derrumban anímicamente a cualquiera.

¿Era ese el compromiso de amor que le juraron a sus aficionados quienes por cierto jamás los dejaron solos en su casa?

San Luis, Atlante y Cruz Azul le arrebataron los 3 puntos y 4 tristes "empatitos" ante América, Puebla, Indios y Guadalajara sirvieron apenas para acumular los besos de "peor es nada".

Pero cuando más negra se veía la noche y mientras las cartas de promesas parecían haberse terminado… ¡vino la cita con su destino en un romántico y selvático lugar llamado Tuxla Gutiérrez!

Ahí donde hace un año la UNAM estuvo también a punto de "cortar" al "Tuca" y sin embargo se ganó una nueva oportunidad después de aquel gol en tiempo de reposición de Esteban Solari.

Y así "en el mismo lugar y con la misma gente" como diría la canción de Juan Gabriel, los de azul y oro renovaron los votos y compromisos con su afición saliendo con el 3-0 a favor.

Mismo resultado que sumado al 3-0 ante los Tecos, hoy los tienen en los cuernos de la luna.

Con boleto en mano para la Liguilla, líderes de grupo y a sólo 3 puntos de San Luis Potosí, con lo cual incluso aspiran a la Liguilla, el anillo de compromiso que une al equipo con su gente hoy se nota más afianzado que nunca.

Y por eso no me extraña todo lo que escuché el pasado domingo al salir del Estadio Universitario poniendo atención a seguidores que ya decían "ahora sí estamos para campeones", "ya no nos para nadie" o "si aseguramos el liderato la Final-Final sería aquí".

De manera que otra vez el idilio ha resurgido.

A través de la televisión los rostros emocionados de López Dóriga, Loret de Mola, el Rector Narro Robles, Diego Luna, Gael García y Germán Dehesa refuerzan la convicción de su amorío.

Hoy irle a Pumas vuelve a ser lo "políticamente correcto".

Y aún cuando el torneo mexicano se ha cansado de darnos muestras de su "regular irregularidad", el amor por el equipo del Pedregal se aviva y vuelve a hacer soñar a los involucrados.

¡Cómo no te voy a querer!

Apréndanse muy bien esta romántica y comprometida tonada deportiva, porque estoy convencido que esta novia ya le dio sus "picones" a la afición en esta temporada pero ha vuelto para entregarse más que nunca a ella y darle el "sí".

¡Total… las 7 semanas de distanciamiento que tuvieron no son nada comparadas con las satisfacciones que se han vuelto a brindar! Así es el amor y así son los Pumas.

Y aquel universitario que esté libre de culpa… que lance la primera "goya".

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas