El que perdona... pierde

El futbol es un deporte de oportunidades y momentos.

El futbol es un deporte de oportunidades y momentos.

Comienza igual para los dos contendientes y se desarrolla en 90 minutos donde miles y miles de decisiones cambian el curso del encuentro.

Desde el instante en que el portero tiene el balón y dice ¿salgo con la mano, en corto, largo, despejo con el pie, la mando lejos o la aseguro? y luego el esférico va pasando por cada uno de los jugadores que cada vez que lo reciben deben decidir si la juegan "de primera", la conducen, pasan, tiran, la esconden, avanzan o se detienen.

Sobra decir que hay momentos más importantes que otros cuando dentro del área todo depende de una buena o mala decisión del hombre que intenta meter gol y quienes están para evitarlo.

¿Izquierda o derecha, arriba o abajo, fuerte o colocado, con engaño o anunciado, cabeza o pie?

Así se resuelven todos los partidos de futbol.

Y es por ello que hoy que las "Chivas" se lamentan por haber perdido ante Internacional de Porto Alegre no tienen más que revisar el video para saber por qué cayó.

Tuvo al menos tres y perdonó, así de fácil.

Y no menos culpable deberá sentirse Tecos de la UAG cuando hoy depende de ganar a Puebla y que otros pierdan para calificar a una Liguilla que parecía segura hace unas semanas.

¿Qué le pasó ante América, Pachuca, Pumas y Atlante?... Sencillamente falló y los de enfrente no.

Pero obviamente la labor de los técnicos pasa por descifrar quiénes fueron los culpables de cada acción y si en su momento no pudieron detectarlo por lo menos deben intentar corregirlo en la última oportunidad que les queda.

Tienen como consuelo que los otros están en el mismo juego y nada les garantiza que en su próximo duelo sean infalibles.

Cabe decir, que de todas las posiciones que existen en el terreno de juego se dice que la más ingrata es la del portero, pues luego de una brillante actuación basta un solo error suyo para que sea el villano de la película. Pero yo pondría en el mismo papel protagónico a los delanteros.

Y es que después del árbitro resultan los dos personajes que más "mentadas" reciben cuando se equivocan a cambio de ser los héroes hasta de portada si un lance suyo fue el que definió el encuentro.

¿Qué pasará hoy por la cabeza de Omar Arellano quien hace unas semanas era ya elevado por muchos como "el nuevo ídolo que México esperaba"?... Ojalá que entienda que su carrera estará llena de estos contrastes.

Yo particularmente sí lo veo como un jugador con gran futuro y no dudo ni tantito que estando con Chivas la maduración que está teniendo nos entregue pronto a un delantero cuajado con capacidad para destacar en la Selección y cumplir el famoso sueño de viajar a Europa. Tiene todo de su lado.

Pero en este momento seguro que no durmió la noche del miércoles al sentirse responsable en gran medida del marcador adverso con que Guadalajara viajará a Brasil... ¡Y tiene razón!

Tuvo tres y las tres las falló... ¡Ni modo, así es el futbol y si se prepara cada día más repitiendo una y otra vez escenas simuladas seguro que no dejará que nadie más le venga con aquello de "que mala suerte tuviste"!

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas