Exitosos y fracasados

Cada vez que se juega una Liguilla pasa lo mismo.

Cada vez que se juega una Liguilla pasa lo mismo.

Los aficionados del equipo campeón y la prensa "especializada" encontramos todo lo bueno al vencedor y no escatimamos en elogios para reconocerlo con las clásicas frases de… "una Directiva que se merece un aplauso por el buen trabajo y la paciencia para mantener a su técnico en los momentos difíciles. Un entrenador que demostró su gran inteligencia listo "para cosas mayores" y un equipo en el que sería injusto destacar a uno solo pues cada quien entendió sus funciones y terminaron por convencernos de que son un justo ganador". Palabras mas, palabras menos.

Y mientras solo uno de los 18 equipos que arrancaron la competencia se lleva las portadas, los suplementos y los reportajes por su nueva corona, al segundo lugar (o el primero de los perdedores como les dice Bilardo), comenzamos a preguntarle si fue o no un fracaso haberse quedado en la orilla.

Ya ni hablemos de los que se atoraron en Cuartos de Final, Semifinal y mucho menos a los que ni siquiera calificaron a pesar de las múltiples oportunidades que brinda el sistema a quienes con una mediocre campaña se pueden colar entre los 8 invitados a la Fiesta.

Para esos 17 equipos sin corona el temido término (fracaso) se les repite una y otra vez y les retumba durante días, semanas o meses como un recordatorio de que su afición esta muy dolida y tendrán que "sacarse la espina".

A fin de cuentas también me queda claro que en un "Torneo regular" tan "irregular" como el nuestro, la Liguilla no es mas que un colofón de lo mismo.

Tres semanas donde la lógica se va muriendo poco a poco, los malos se convierten en buenos y viceversa.

Conjuntos "que vienen bien" pero se derrumban hasta en su casa mientras otros "van de menos a más" y terminan logrando su mejor momento en los "partidos claves".

Y si de técnicos hablamos es lo mismo.

Hombres que han sido abucheados o cuestionados por sus propios dirigentes luego de 2 buenos juegos ya son "extraordinarios estrategas", quedando claro aquello de que "el éxito de un entrenador siempre depende de la puntería de su delantero".

Porque hay infinidad de casos en que el cuadro llega 20 veces frente al marco pero no mete ninguna y se critica al responsable de la banca aún cuando su sistema provocó esas 20 llegadas, pero dependió también de 20 errores individuales de sus ineptos jugadores. Así es esto.

De manera que una vez mas preparémonos para el festín.

Y de aquí al domingo sigamos escuchando que "frente a frente hay 2 grandes instituciones, 2 grandes técnicos, 2 grandes planteles, 2 grandes arqueros, 2 grandes goleadores, 2 grandes líneas medias", etc, etc...

¡Total… ya sabemos que el lunes se hablará solo del ganador como quien "supo hacer bien las cosas" y de buenas a primeras el que perdió no era tan bueno como se decía 5 días antes!

A final de cuentas cada Torneo es igual… injustamente para las mayorías habrá un exitoso escoltado por 17 fracasados, aún cuando habría que revisar caso por caso para evaluar con objetividad las metas y recursos de cada uno.

Así las cosas, la suerte de Cruz Azul y Toluca esta a la deriva y aún cuando hoy todo son "flores" ya veo la semana entrante las críticas para el entrenador que cayó con un hiriente "le quedó grande el equipo pues a la hora buena le comieron el mandado".

Y si no, al tiempo.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas