Hernán conquistó Toluca

El récord que logró Cristante ya es histórico.

El récord que logró Cristante ya es histórico.

Y luego de su partido ante Santos, cuando todo mundo lo felicita (con merecida justicia) le encuentran todo lo bueno a su carrera y destacan su profesionalismo sin encontrarle defectos... yo me uno.

Porque más allá de los 746 minutos sin gol que acumuló en la puerta del Toluca luego de rebasar los 736 que tenía Alan Cruz, se hace patente la figura de un jugador que sin importar que sea o no mexicano ha venido a nuestro futbol a entregarse y aportar.

Lo dicen sus 15 años en México, sus títulos, su imagen intachable, su sencillez para atender a prensa y aficionados y su impresionante regularidad.

¡Y miren que pasar a la historia dejando una huella numérica que no pueden presumir muchas otras leyendas tiene su chiste!

Es cierto que hablando de íconos no podemos hacer a un lado los nombres de Miguel Marín, Héctor Zelada o el mismo Federico Vilar.

Y tampoco en "tierra de porteros" se valdría hacer menos a Ignacio Calderón, Antonio Carbajal, Paco Castrejón, Pablo Larios, Óscar Pérez, Adolfo Ríos, Jorge Campos, Oswaldo Sánchez o el mismo Memo Ochoa.

Pero ninguno de ellos hablando de la liga en México tiene la marca que este jueves alcanzó Cristante.

Ya se sabe que en esa posición la longevidad es una caracteristica y que hoy mismo en el renglón de "los mas veteranos" sobresalen los nombres de Adrián Martínez, Sergio Bernal o MIguel Calero (otro porterzao), pero no es fácil llegar a ocho partidos imbatible, que convertido a nuestros torneos cortos es prácticamente medio certámen... más lo que se acumule.

Por eso hoy la columna más que llevar como fondo una idea, una crítica o una ironía habitual sólo sirve como marco para un aplauso más a este portero.

Hernán vino a México y nos conquistó. Y como decía Ángel Fernández... "Ante él... ¡Me pongo de pie!"

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas