El educado ';Pelado';

Nunca pierde la calma.

Nunca pierde la calma.

Y siempre en sus multitudinarias conferencias mueve la cabeza lentamente para mirar al reportero que le hace la pregunta.

Su raya en el peinado siempre está intacta y su mirada es exactamente la misma igual si ganó, perdió o empató.

Sabe que contestar en cada caso sin perder jamás la diplomacia y tratando de cuidar las palabras que salen de su boca para no aludir directamente a nadie y evitar problemas.

Es tranquilo y parece que nunca se calienta.

Capaz incluso de caminar "como si nada" cuando un aficionado enfurecido le reclama un mal resultado.

Tiene eso que llamamos "tablas" para no caer en trampas, preguntas provocativas o "buscapiés" de "mala leche".

Y con esa máscara ha podido sortear los malos momentos del América, su ausencia en la Liguilla por el título y la reciente eliminación del Interliga.

Pero… algún día tenía que equivocarse.

Y es que luego de presumir con orgullo (cosa que se vale) su nacionalidad, su costumbre al éxito y los famosos "2 buenos primeros partidos de la Pretemporada", se le escaparon frases que parecen un "harakiri".

De pronto y cuando leía un guión, seguramente escrito a petición de la Directiva, Ramón fue confuso en su mensaje ante los medios y dijo que "si los resultados no se dan, yo sería el primero en hacerme a un costado", para seguir después con el famoso tema de los cuatro primeros partidos mencionando por su nombre a los equipos rivales.

Literalmente el "Pelado" nunca dijo que si no gana esos encuentros se va, y tampoco asumió que se comprometía a sumar determinada cantidad de puntos en esos duelos. Pero la interpretación de las mayorías sí lo tomo por ahí.

De manera que horas después de la esperada reunión cada periodista dijo lo que bien o mal terminó entendiendo.

Todo mientras en diversas entrevistas el Presidente del equipo, Michel Bauer, y el Jefe de Prensa americanista, Francisco Reyes, intentaban explicar el verdadero contexto de la declaración aclarando que estuvieron en la conferencia y Ramón nunca dijo eso.

En algo así como el famoso ex Vocero Presidencial que salía con aquello de… "lo que el Señor quiso decir es que…"

El caso es que, por si algo le faltaba al América, ahora tienen también un plazo para que el público califique sus resultados y debido a la falta de claridad en el discurso, el siempre educado "Pelado" se puso solito la soga en el cuello.

Y como cada quién ha dado su propia interpretación he escuchado de todo.

Desde los que dicen que no sería raro que el argentino éste harto y lo que desea es que lo corran para regresar a su país, cobrar su indemnización, dirigir donde más le gusta y hasta reportarse listo ante un posible fracaso de Maradona de cara al Mundial (cosa que la verdad al menos yo me resisto a creer por el orgullo que le debe ganar a quién ha venido para cumplir con un reto) hasta versiones que indican que luego de la millonaria inversión en sus refuerzos el pacto con la Directiva es terminar el torneo pase lo que pase. O sea que por nada del mundo lo dejarán ir.

Mi opinión es que América tiene todo para comenzar bien el Clausura 2009, la suma de puntos tranquilizará las aguas, ganar los partidos clave (ante Pumas, Cruz Azul y Chivas) le ubicará como aspirante al título, calificará sin problemas a la Liguilla y ahí… cualquier cosa puede pasar.

Señoras y señores, nos guste o no nos guste, el América sigue siendo noticia.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas