Las ';netas'; de Rudo y cursi

Si ya viste la película ¿que opinas de ella? Al menos yo que no soy crítico de cine ni me atrevería a cuestionar aspectos de producción, me divertí.

Si ya viste la película ¿que opinas de ella? Al menos yo que no soy crítico de cine ni me atrevería a cuestionar aspectos de producción, me divertí.

Lo que sí confieso es que en muchos pasajes de la cinta, en verdad vi reflejado mucho de lo que pasa en nuestro futbol profesional. En lo que supongo que de parte del futbolero Carlos Cuarón sólo pretendió ser una divertida parodia.

¿cuántos casos no conocemos de jóvenes provincianos que de repente llegaron a la capital para jugar con la reserva de algún equipo y al aparecer en el momento "justo" y aprovechar su gran oportunidad en lo que conocemos como "estar en lugar exacto", la vida les cambió de la noche a la mañana? Para no ir muy lejos Jorge Campos.

El "brody" llevaba una vida tranquila en Acapulco. Jugaba con sus cuates en cuanto equipo amateur lo invitaba, vivía en el rancho de su abuelo, nadaba y pescaba en el mar, montaba caballos, estudiaba como cualquier joven y no se quitaba sus sandalias.

Un día llegaron los Pumas a jugar un amistoso ante el equipo guerrerense y el chavo de "los Amates" llamo la atención del técnico Miguel Mejía Barón quien preguntó quién era ese flaquito moreno que se divertía jugando.

Desde ese momento Jorge ya tenía la invitación para entrenar con la Universidad pero no crean que hizo caso. Por increíble que parezca Miguel fue una vez más a buscarlo (¿rogarle sería el término?) y entonces Campos se vino a la capital.

Con el mismo "cantadito" provinciano y viviendo en la Casa Club de la UNAM comenzó a hacer amigos y ganarse un lugar en el equipo. No pasó mucho tiempo para que además llamara la atención su dualidad en el terreno. Podía ser portero o delantero.  Y en menos de lo que canta un gallo el acapulqueño ya era titular, ídolo, famoso y millonario. Un cambio de vida total como el que se presenta en "Rudo y cursi".

Mas allá de este ejemplo también me queda claro que el asunto de los promotores que "se entienden" con los entrenadores para hacer jugar a un chavo se ha dado y sigue sucediendo seguramente en el futbol profesional.

"Tú lo pones y yo te reparto las ganancias"... ¿a poco no creen que suceda?

Y no menos absurdo parecería el hecho que de buenas a primeras un equipo escale divisiones por "chanchullos" de escritorio y un día sea franquicia de Primera División sin haber hecho los méritos en la cancha.

No sigo porque supongo que muchos no la habrás visto y tampoco la quiero platicar completa. Pero créanme que esta película no es exactamente la realidad... ¡pero se parece mucho!

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas