¡Otra vez sufre Necaxa!

¡Qué no le ha pasado a este equipo!

¡Qué no le ha pasado a este equipo!Buenos y malos tiempos, ricos y pobres, capitalinos y provincianos, desaparecidos y vueltos a nacer, vendidos, comprados, rentados, prestados, dueños, arrimados, once hermanos, once desconocidos, con extranjeros, sin extranjeros, mudanzas… todo, absolutamente todo les ha sucedido.Hoy y pese a la angustia de sus dueños que les hizo reforzarse con técnico y jugadores de comprobada capacidad están de nuevo en la zona de peligro.Se han metido a la parte baja de la tabla con fuerte olor a descenso y con su arranque pésimo vuelven a hacer sufrir a sus cada vez menos aficionados que aunque ya han visto de todo no quieren atestiguar una muerte definitiva.¿Qué pasó con aquellos tiempos no tan lejanos de Basay, Aspe, el "Cuchillo", Nicolás Navarro, Becerril, Ambriz y su líder Aguinaga?Hoy y luego de su derrota y 3 expulsiones contra Monterrey se ahogan en la famosa "porcentual".Es un hecho que su Directiva está conciente del peligro y por algo llevaron al técnico más rentable que tienen en casa, Raúl Arias que alguna vez en condiciones similares ya salvó a San Luis Potosí de ese penoso episodio e incluso los metió en la misma campaña a una final.Este fin de semana, los "hidrorayos" por eso de su casa en Aguascalientes, tendrán enfrente a un indescifrable Cruz Azul que puede aumentar todavía mas el dramatismo, ya que si se combina un triunfo de Puebla con derrota del Necaxa, los otrora históricos rojiblancos podrían cargar el farol rojo el próximo lunes.El tema es que de 18 puntos posibles solo han logrado 2-O sea nada.Hoy no le queda más que ganar o ganar y más allá de reclamar el arbitraje de Marco Rodríguez y la polémica sobre sus expulsados sólo deben meterse en la cabeza no perder más unidades ¡y mucho menos en su propia casa!En este momento las palabras "necesidad" y "urgencia" deben ser prioritarias.Confieso que cada vez que platico con amigos necaxistas (que tienen mucho mérito por su fidelidad a pesar de tantas penurias) y escucho a Juan Villoro, Jorge Ortiz de Pinedo, Anselmo Alonso, Ricardo Peláez y algunos otros hablar con añoranza de lo que "era" su equipo, sufro al pensar que un día de estos pueda desaparecer, descender o cambiarse de casa y nombre sin que nadie pueda hacer nada para impedirlo.La verdad como admirador de los equipos decanos la situación necaxista me inquieta ¡y ojalá que este plantel no escriba el fin de lo que alguna vez fue "una bella historia"!Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas