El paciente azul

La historia clínica es confusa.

La historia clínica es confusa.

Señala que este enfermo gozó de cabal salud durante muchos años.

Lucía vigoroso, tenía una condición anímica envidiable, nunca se cansaba, competía sin parar, se acostumbró a ganar y todo el mundo lo admiraba poniéndolo como ejemplo.

En los setentas 3 veces consecutivas obtuvo la medalla como "el mejor" y poco mas tarde sumó 2 preseas mas.

Con altas y bajas en su presión "se la fue llevando" y una década después luego de muchos estudios y grandes  inversiones para su recuperación otra vez volvió a su rol protagónico.

En 1997 le vino su "segundo aire" y comenzó a revitalizarse al grado de llegar en el 2001 a la Final de una competencia de alto nivel que estuvo a punto de ganar. Pero se le veía fuerte y con ganas de seguir viviendo.

Sin embargo en el 2008 y este 2009 algo le sucede que aún haciendo grandes esfuerzos y preparándose se ha vuelto a venir abajo en los momentos claves y los médicos no lo han podido dar de alta.

De repente un día amanece perfecto y parece que ha respondido a los múltiples tratamientos, pero al otro no quiere ni levantarse y es deprimente ver la palidez de su cara.

Cuando aparentemente los médicos piensan que está listo para salir del hospital y disfrutar de la vida vuelve a caer y se lo llevan de nuevo a "terapia intensiva" o si bien le va "intermedia".

Por mas que sus padres han invertido dinero en él, su cuerpo ya no responde como antes.

Unas veces se dice que tiene miedo y otras no sabe ni qué le pasa.

Lo peor es que ya ninguna medicina (y miren que han intentado con todas), le hace efecto.

El asunto se complica si tomamos en cuenta que muchos doctores  (los más caros, los mejores y los de moda, nacionales y extranjeros) le han metido mano y ninguno consigue aliviarlo.

De manera que en honor a la verdad para que salga adelante a veces parece que todo depende de un milagro.

¡Santa Cruz y santo niño de La Noria! Ayuden a este enfermo al que por si fuera poco se le aparecerá un imbatible diablo el próximo domingo.

¿Se imaginan qué precisamente en ese infierno el paciente azul comenzara a dar signos de vida? Bien dicen que en la medicina y el futbol, todo puede pasar.  Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas