Emocionante Liguilla

A sólo 4 partidos de que termine el torneo y con una Final que se perfila entre Pachuca y Pumas, hay que señalar que hemos atestiguado varios encuentros emocionantes.

La vida puede seguir sin ellos. Y es que cuando América y Chivas quedaron eliminados por la combinación de resultados en la última jornada, muchos pensaron que la serie por el título se devaluaba. Tampoco estaba el Cruz Azul, ni los Tigres, ni el Atlas y en cambio como invitados inesperados se sumaron Puebla e Indios y con una etiqueta de auténtico "colado" llegó Jaguares de Chiapas. A sólo 4 partidos de que termine el torneo y con una Final que se perfila entre Pachuca y Pumas, a reserva de lo que sus rivales en desventaja puedan decir, hay que señalar que hemos atestiguado varios encuentros emocionantes. Además, como la mayoría de aficionados en el país no tiene al equipo de sus amores en competencia pues ya fue eliminado, hoy como simples espectadores pueden ver los partidos con imparcialidad y reconocimiento simplemente para el que mejor hace las cosas. Y me cuenta la gente del Pachuca que mucha gente se les acerca para decirles que al no estar América o Chivas particularmente, se suman a su causa y aplauden el buen futbol que practican por lo que los adoptarán como su "segundo equipo". Tampoco es un secreto que las dos "cenicientas" de la Liguilla se han robado el corazón de muchos que ven con admiración como estos equipos desahuciados fueron capaces de hacer el milagro de salvarse, jugar bien, eliminar a los grandes y ponerse de tú a tú contra los favoritos. Y eso ha venido ha refrescar la liga. Y finalmente, con Pumas ha resurgido la pasión que desde el 2004 y con algunos "altibajos" provoca que salgan universitarios hasta por debajo de las coladeras y todo mundo presume su garra azul y oro. Es momento en el que muchos se suben "al carrito de los ganadores", los clásicos encuentros que provocan que los que jamás van al estadio hoy busquen y pidan boletos, los tiempos en que como políticos de moda muchos cambien de piel de un día para otro y digan que "siempre le he ido a los Tuzos"… ¡Qué mas da! Quedó claro que nuestro sistema de competencia tiene sus pros y contras. En honor a la justicia sólo Pachuca y Toluca hubiesen sido justos aspirantes al título, sin embargo al meterse 8 equipos que partieron de cero ya hemos visto que las sorpresas pueden estar a la orden del día, y si no que le pregunten a Monterrey y Toluca. Hoy la lógica sería esperar que el nuevo campeón empiece con la letra "P". De ahí en adelante, no me atrevo a pronosticar nada más.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas