No tenemos delanteros

Ya me cansé de escuchar lo mismo y no estoy de acuerdo. Lo que pasa es que cada vez son menos los delanteros mexicanos que tienen la oportunidad y confianza para ser titulares en sus equipos.

Ya me cansé de escuchar lo mismo y no estoy de acuerdo. Lo que pasa es que cada vez son menos los delanteros mexicanos que tienen la oportunidad y confianza para ser titulares en sus equipos. Por eso resulta tan común que la tabla de goleadores en cada temporada sea para los extranjeros. Y no es que no surjan delanteros mexicanos. ¿Se habrán dado alguna vez una vuelta nuestros directivos por las miles y miles de ligas infantiles, escolares, amateurs, juveniles y de tantos clubes en donde siempre hay niños o jóvenes que se cansan de hacer goles?, ¿o acaso ellos creerán que estos equipos también traen de Sudamérica a sus nueves? ¿y de que queremos jugar todos cuando comenzamos a patear un balón? ¡Claro que en México sí hay delanteros, como hay defensas y medios y porteros; y miles y miles en cada posición! El problema es primero saber detectarlos, convencerlos para dedicarse en cuerpo y alma al futbol, no ahuyentarlos con vicios como "mordidas" y comisiones por jugar, darles buena preparación, instalaciones, alimentación y motivarlos para que sigan queriendo ser futbolistas. Pero desde hace años resulta que ese puesto particularmente está acaparado por "figuras" que llegan cobrando sueldazos y sólo uno que otro verdaderamente lo desquita. Mis respetos para Cabinho, Cardozo, Cabañas y algunos otros que efectivamente marcan diferencia y tienen mucho que enseñar, pero revisen ustedes las nóminas de muchos equipos en los últimos años y encontrarán con el "9" a ilustres desconocidos que vinieron, cobraron y se fueron sin aportar ni dejar nada. Y yo insisto que ¡claro que hay delanteros mexicanos! pero ¿cómo van a mostrarse si son reservas de hombres que para justificar su contratación reciben la titularidad con toda la paciencia del mundo? y yo sospecho que detrás de esas compras hay también promotores y directivos coludidos en que esa operación no los haga quedar mal pues hubo muchas tajadas de dinero repartidas en cada contratación. Sin ir muy lejos hace unos años la Selección Mexicana tenía el "problema" de elegir para la ofensiva entre Hugo Sánchez, Luis Flores, Luis García, Zague, Ricardo Peláez, Luis Miguel Salvador, Daniel Guzmán y algunos otros. Hoy salvo el caso de los mexicanos de Chivas o ex como Bravo, Medina y Arellano cuenten ustedes por ahí a Sabah, Cacho, Landín y uno que otro más. Porque el caso de Carlos Vela se cuece aparte. Y por eso también el lamentable caso de tener que recurrir a Guille Franco, Matías Vuoso o Nery Castillo viéndolos como hombres que tienen "lo que no hay aquí"…. ¡Pero claro que lo hay !   Lo malo es que la famosa cuota de cinco extranjeros por equipo parece obligar a algunos clubes a cubrir la cuota sin detenerse a pensar si realmente requieren de tantos foráneos. Actualmente por ejemplo Cruz Azul buscó desesperadamente a un centro delantero extranjero pues tenía plaza disponible, pero en su plantel están Luis "Chuletita Orozco y Ángel Landín que al escuchar sobre esa búsqueda seguramente comenzaron a asimilar que serán la segunda y tercera opción. Y así ¿cómo van a tomar confianza los delanteros mexicanos? ¿Se imaginan un par de torneos en los que estuviera prohibido, así PROHIBIDO (con todas sus letras) jugar con delanteros que no hayan nacido en México? Es una utopía pero obviamente al cabo de un año la baraja de goleadores nacionales sería extensa. De manera que delanteros sí hay y sobran en las canteras, en los llanos, en las Fuerzas Básicas, en las ligas amateurs pero... ¿Cómo van a mostrarse si esa plaza parece apartada para otros cuyo primer requisito es venir de afuera, cobrar mucho, repartir dinero en el camino y recibir toda la paciencia del mundo para ver si 'pegan'? La competencia de los nuestros con ellos es dispareja y está fomentada por técnicos y directivos. ¡Y que pena por todos esos niños que hoy meten y meten goles en sus ligas soñando con que algún día serán la estrella de su equipo, siendo que salvo raras excepciones casi todos los clubes les tienen cerradas las puertas a los goleadores de aquí! Que pena, pero así lo veo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas