¿Un día sin futbol?

Pero las portadas del RÉCORD, ESTO, OVACIONES, AFICIÓN, CANCHA, etc, tienen imágenes de béisbol, box, autos, basquetbol y otros temas. Buscas en el interior algo de futbol y apenas hay una nota.

Imagínate en el presente…

Pero las portadas del RÉCORD, ESTO, OVACIONES, AFICIÓN, CANCHA, etc, tienen imágenes de béisbol, box, autos, basquetbol, toros y otros temas. Buscas en el interior algo de futbol y apenas hay una nota pequeña casi al final del diario. Abres MEDIO TIEMPO y te encuentras lo mismo, ves la televisión o prendes la radio y la cosa no cambia. ¿Que pasó con tu pasatiempo favorito, lo prohibieron, desapareció, pasó de moda, ya no vende o simplemente se trata de una pesadilla ? Lo cierto es que desde que tengo uso de razón siempre, ande bien o mal el futbol mexicano, este deporte goza de una popularidad y difusión que no se compara con ningún otro tema en el país. Para bien o para mal. Porque puedes dudar si te preguntan el nombre de tres Secretarios de Estado, pero nunca si te piden que menciones a tres arqueros de nuestra liga. Quizás no reconozcas el rostro de los políticos más influyentes del país, pero jamás fallarás para identificar a los seleccionados nacionales en una foto. Puedes atreverte a pedirle una fotografía a un futbolista famoso que te encuentras en un lugar público pero ni siquiera se te ocurre hacerlo cuando te topas con un funcionario del Gabinete pues tu hijo no te pedirá su autógrafo, pero en cambio no te perdonaría que no le consigas el de Ochoa, Blanco o Márquez si le dices que los viste en un aeropuerto. El futbol es, quiérase o no, una parte fundamental de nuestra vida diaria. Aunque a muchos no les guste ni le entiendan. ¿O qué cosa compararías con una noche que juega el Tri un partido eliminatorio y todo mundo esté pegado a la televisión modificando hábitos en casas, restaurantes, tiendas y notándose incluso en el tráfico? Y hoy que no hay liga ¿extrañas hablar, leer o escuchar de futbol?..... ¡Para nada ! Termina el campeonato de Primera y vienen las finales de la Primera "A" , luego las Eliminatorias, la Confederaciones, el Superliga, la Copa Oro, los amistosos, los torneos de verano, los de Pretemporada y si no hubiera , aunque sea de los llamados "moleros" la televisión nos repite "históricos", "grandes finales", "especiales de la liga"  o "resúmenes de los resúmenes". Siempre habra algo futbolero que ver. Y miren que soy un beneficiado por esta fiebre. El futbol me gustó, me atrapó y me hizo su adicto desde niño con la gran posibilidad de seguir ligado a él como parte de mi trabajo y no concibo un día de mi vida actual sin tocar el tema. Pero aunque no quisiera hacerlo (como cuando nos vamos de vacaciones e hipócritamente decimos que es para desconectarnos un rato) pues de todos modos la vida diaria y los medios nos regresan a saber de él. Y sé que los detractores están hartos de esto, que casi se averguenzan de vivir en un país (o un mundo habría que decir para ser exactos) que come y sueña con el futbol, pero hasta hoy no se ha descubierto la vacuna para erradicarlo ni se ha inventado la bomba que termine con el fenómeno que lejos de venir a menos crece e invade mas territorios. De manera que el ejercicio curioso de imaginar "un día entero sin futbol (cero, ni ver, ni oir, ni hablar, ni saber, ni escuchar de él, ni leer, ni tener idea que existe) es poco menos que imposible en este 2009. En 100 años este virus invadió al mundo y yo reto a aquel que hoy me pronostique cómo o cuándo podría desaparecer.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas