¡Qué gol de Marioni!

Hay futbolistas extranjeros "a la medida" de nuestra liga. Fue el caso del "Loco" Sebastián Abreu y hoy sucede igual con el famoso "Barullo" Bruno Marioni.

Hay futbolistas extranjeros “a la medida” de nuestra liga. Fue el caso del “Loco” Sebastián Abreu y hoy sucede igual con el famoso “Barullo” Bruno Marioni que además de jugar en diversos equipos de Argentina y España cada vez que pisa canchas mexicanas las cosas le resultan como al anuncio de la “Sección Amarilla” ya que “sí funciona y funciona muy bien”. A excepción del Pachuca, donde dijo que su familia no se adaptó, es un hecho que Pumas, Toluca, Atlas y ahora Estudiantes Tecos no se pueden quejar de su gran efectividad. ¡El gol que hizo el viernes a sus “ex” universitarios fue un verdadero poema, una pincelada técnica espectacular y vale el boleto de cualquier partido, tocándola con clase, maestría y una colocación extraordinaria! Y todavía recuerdo que cuando vino a México muchos tenían dudas que fuera a funcionar. Se hablaba de su comportamiento dentro y fuera de la cancha, de un hombre problemático, extraño, de carácter fuerte y que por algo el apodo de “Barullo” le venía como anillo al dedo. Pero a la fecha, no creo que ese sea su sello en nuestro país. Mas de dos colegas lo ubicaban por un conflicto al lado de Federico Lussenhoff cuando al salir del estadio del Tenerife se bajaron del auto para encarar a unos tipos que les lanzaron una piedra y advertían que Bruno era de pocas palabras. Y yo insisto que la imagen que aquí tiene no se parece en nada a ese “Hulk” que quisieron hacernos creer. Por el contrario, desde su llegada a Pumas, donde fue Campeón de liga y goleo con Hugo su paso al Toluca repitiendo el título individual y luego de un retorno fugaz con Boca para volver al Atlas, Pachuca, de nuevo los rojinegros y ahora Tecos la única característica que lo describe es: efectividad. No menos curiosa resulta la historia de su apellido. Y es que Bruno fue conocido como Giménez hasta 1999 en que su padre se reencontró casualmente con su abuelo. Todo sucedió cuando el señor que trabajaba en la Compañía de Luz de Argentina fue a hacer trabajos a los postes de alumbrado en La Pampa y conoció a un anciano con el que luego de platicar descubrió que era su padre, don Luigi Marioni... ¡de película! Al enterarse del acontecimiento familiar el ya jugador de Newell's Old Boys, Estudiantes de la Plata y Sporting de Lisboa busco rápidamente hacer los trámites para llevar el apellido que le correspondía pues el Giménez lo usaba por ser el de su madre. Hoy Bruno es un hombre reconocido como profesional y goleador en México y siento que puesto al lado de Sambueza y Rodrigo “Pony” Ruiz la campaña que tendrá con los de Zapopan pinta para ser mas que buena frente al marco. Me da gusto por él y por nosotros. Ver a jugadores con ese olfato, entrega y calidad es siempre interesante en una liga que si bien preferiría tener delanteros de casa no esta peleada con recibir a quienes como Marioni desquitan la plaza que ocupan. Y yo insisto... ¡qué golazo metió el viernes!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas