'We can fly', el plan de EU para ser Campeón del Mundo

En 1998, el mismo año en que la Selección de EU fue último lugar en el Mundial de Francia, la Federación Estadounidense trazó un plan para ganar el Mundial del 2010. Este es el Reporte Q, tal como...
 En 1998, el mismo año en que la Selección de EU fue último lugar en el Mundial de Francia, la Federación Estadounidense trazó un plan para ganar el Mundial del 2010. Este es el Reporte Q, tal como se conoce a dicho plan.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El "Reporte Q" o "We Can Fly. Project 2010", detalla la estrategia de Estados Unidos para ser Campeón del Mundo en 2010
  • Esta es la primera de tres partes sobre este proyecto

En 1998, el mismo año en que la Selección de EU fue último lugar en el Mundial de Francia, la Federación Estadounidense trazó un plan para ganar la Copa del Mundo en 2010. Este es el Reporte Q, tal como se conoce a dicho plan, elaborado por el portugués Carlos Queiroz. El 25 de junio de 1998, la Selección de Futbol de Estados Unidos perdió contra el equipo de Yugoslavia en la Copa del Mundo realizada en Francia. Fue su tercer derrota en dicho Mundial (antes perdió contra Irán y Alemania) lo que sumió al equipo en el último lugar de las 32 selecciones participantes. A nadie le sorprendió este resultado. De hecho, se cumplió sobradamente el pronóstico que hizo el mismo Presidente de la Federación Estadounidense, Alan Rothenberg, de que su Selección no pasaría de la Primera Ronda. Lo que pocos sabían es que para entonces Estados Unidos estaba preparando un ambicioso plan que tenía el objetivo de sacarlo del sótano de las selecciones nacionales y de hacerlo Campeón del Mundo en 2010. Unos días después de que el seleccionado de Estados Unidos regresó a casa desde Francia, Rothenberg recibió un documento llamado "We can fly. Project 2010", también conocido como Reporte Q, en alusión al apellido de su creador, Carlos Queiroz. Este entrenador portugués es famoso por haber obtenido dos Campeonatos del Mundo con selecciones menores de 20 años en 1989 y 1991, con Portugal, y por haber descubierto a la generación dorada de los lusos con jugadores como Figo, Rui Costa y Fernando Couto, entre otros. El "Reporte Q" era un estudio detallado que en 114 páginas describía cómo identificar y entrenar jugadores desde temprana edad en Estados Unidos. El documento, cuya portada se ilustraba con la foto de un astronauta en la luna que sostiene con una mano la Bandera de EU y con otra la copa del Mundo, incluía una propuesta para apoyar a los jugadores con educación y recursos financieros, y así convertirlos en los mejores del mundo. LA Times describió que durante la presentación del reporte el ánimo estaba desbordado. Tom King, Director General de las Selecciones Nacionales de Estados Unidos declaró "si queremos tener éxito a nivel de la Copa Mundial, debemos de obtener el éxito a nivel juvenil. Nuestra meta es ganar la Copa FIFA a nivel juvenil en 2005". Acompañado de Dan Gaspar, un entrenador de selecciones menores de Estados Unidos, Queiroz elaboró el diagnóstico y el plan de trabajo durante más de seis meses. Juntos analizaron los problemas de organización, estructura y formación de jugadores. Entrevistaron a cientos de personajes relacionados con el futbol de Estados Unidos. El plan fue financiado con 50 millones de dólares, los cuales solventaron Nike y la empresa International Management Group, famosa por ser la primera firma en representar deportistas y en detectar el potencial económico que los jugadores profesionales tendrían con la televisión (el golfista Arnold Palmer y los tenistas Björn Borg y Chris Evert fueron sus primeros clientes). Ambas compañías tenían interés económico en desarrollar el futbol en Estados Unidos, un país en donde el futbol quedaba de lado frente a otros deportes como el béisbol y el futbol americano. "Mirando hacia 2010, estoy seguro que Estados Unidos no necesita un mago que con ciertos trucos cree la ilusión de éxito en el equipo nacional; lo que necesitamos es un plan que de implementarse con diligencia y cooperación, hará realidad nuestros sueños", escribió Queiroz en la introducción del documento. LARGA TRAYECTORIA Hay algunos aspectos poco conocidos del futbol de Estados Unidos. Su Federación, por ejemplo, es 14 años más antigua que la de México. La mayoría ignora también que en la historia de los Mundiales, la Selección Estadounidense ha llegado más lejos que la mexicana al ganar el tercer puesto en Uruguay 1930 (en ese Mundial, México ocupó el último puesto). Luego vino una época oscura para la Selección de EU. O lo descalificaban en la primera fase o ni siquiera calificaba a los Mundiales, como sucedió por más de 40 años, hasta noviembre de 1989, cuando clasificó de nuevo a un Mundial: Italia 90. Los norteamericanos llegaron a la justa sin el menor respeto de parte de la comunidad futbolística internacional, pero con un fuerte deseo por comenzar a trascender en el deporte que históricamente más se le complicaba. Perdieron los tres partidos que jugaron y quedaron en el lugar 23 entre 24 selecciones. En 1993, como parte de un acuerdo con la FIFA para ser la sede del Mundial un año después, Rothenberg anunció la creación de una liga profesional, la Major League Soccer (MLS). Estados Unidos trataría de nueva cuenta de insertar el futbol en la mente de sus ciudadanos, después del fallido intento de la North American Soccer League, famosa por haber contratado a grandes estrellas internacionales en el ocaso de su carrera como Franz Beckenbauer o Pelé. Como anfitrión de la Copa del Mundo, Estados Unidos contrató como entrenador de su Selección al entonces dos veces Mundialista Bora Milutinovic y el resultado fue un poco mejor: el equipo local se clasificó en tercer lugar de su grupo a la segunda ronda, en donde fue eliminado por Brasil, a la postre Campeón de ese Mundial. Terminó el evento en el lugar 14, sólo un lugar debajo de la Selección Mexicana. El mayor éxito, sin embargo, fue en el plano de la afición. Más de 3.5 millones de fanáticos llenaron los estadios; fue el Mundial con mejor asistencia de la historia. Tanto la FIFA como la Federación de los Estados Unidos se mostraron complacidos con el resultado. Era un hecho que el país tenía un potencial enorme y se tenía que desarrollar. En abril de 1996, el sueño de tener una nueva liga se hizo realidad y la MLS comenzó su primera temporada con 10 equipos. Lo que sucedió después fue como desinflar un globo. Luego de la primera temporada, la asistencia a los estadios bajó notablemente y era evidente la falta de calidad entre los jugadores norteamericanos. Llegó entonces la Copa del Mundo de 1998 en donde la Selección de Estados Unidos se hundió en un pantano de mediocridad. EL REPORTE Q A principios de 1998, los dirigentes de la Federación de Estados Unidos, encabezados por el propio Rothenberg, Hank Steinbrecher y Sunil Gulati (actual Presidente de la Federación de Estados Unidos), encargaron al portugués Queiroz que diseñara un plan que los llevara a ganar el Campeonato Mundial. Bajo un esquema conocido como Dream Team, Queiroz segmentó el plan en once diferentes elementos para alcanzar el éxito e identificar a los mejores jugadores. Recomendó crear una Comisión de Guía, la cual sería el cerebro del proyecto y se aseguraría que todo funcionara adecuadamente. Esta Comisión se integraba por nueve elementos, entre ellos, la Federación, el entrenador del primer equipo, un representante de preparatorias y universidades, y un representante de la MLS. Propuso también crear un Departamento Técnico a cargo de las Selecciones Nacionales, las academias de futbol, la educación para los entrenadores, las competiciones y el desarrollo regional y estatal. El proyecto incluía un plan estratégico para el desarrollo de jugadores, teniendo como criterio de Selección a los futbolistas más creativos, eficientes y con rapidez de pensamiento. Dividió a estos jugadores en tres áreas de desarrollo: de los 7 a los 12 años; de los 13 a los 16; y de los 17 a los 19 años. El énfasis estaba en la técnica, el entrenamiento y la competencia. Queiroz propuso crear una Red de Buscadores de Talento a Nivel Nacional y un Sistema Nacional de Academias de Futbol que permitiera entrenar mejor a los talentos encontrados en todo el país. Uno de los puntos que Queiroz consideraba más urgente era la creación de una Liga Nacional Profesional para menores de 19 años. La MLS era muy nueva y no contaban con Fuerzas Básicas. Esta liga sería el semillero de talento para la liga y así asegurar la renovación de jugadores. Según el reporte de Queiroz, se debía tener a los mejores entrenadores para obtener a los mejores jugadores. Así que se establecieron las bases para dar educación continua a los entrenadores a nivel nacional, con el fin de que ellos también pudieran sacar el máximo potencial de los jugadores. Además, propuso un programa internacional que consistía en el intercambio de jugadores y entrenadores a otras ligas. Lo que buscaba era que los jugadores aprendieran a ser profesionales y comprometidos las 24 horas con su profesión. Por su parte, los entrenadores aprenderían de los mejores y mejorarían sus estrategias de enseñanza. Entre los jugadores graduados de la primera generación se encuentran Landon Donovan, Oguchi Onyewu, DaMarcus Beasley y Bobby Convey. En 1999, Tim Carter, Director del Programa de Desarrollo Juvenil de la Federación de Estados Unidos declaraba a Jerry Langdon de Soccer Times, "hemos mejorado, tanto en calidad del atleta como en calidad del jugador de futbol. Entendemos mucho mejor el juego, somos más finos técnicamente, gozamos de un mejor control del balón, la velocidad de juego es mejor, así como las decisiones que se toman en el campo". El trabajo ya se notaba en la cancha. En 1999, Estados Unidos terminó en cuarto lugar del Mundial de menores de 17 años, con Landon Donovan nombrado el mejor jugador del torneo por la FIFA. Un año más tarde, Estados Unidos fue cuarto lugar de las Olimpiadas de Sydney, al ser eliminados en Semifinales por España y derrotados por Chile en el duelo por el tercer puesto. Mientras tanto, a nivel mayor, seguían en plan ascendente. Con cinco victorias y un empate durante el torneo, ganaron con superioridad la Copa de Oro 2002 con un marcador de 2-0 ante Costa Rica. En el mismo torneo, México fue eliminado en Cuartos de Final por Corea del Sur. El plan ya comenzaba a dar frutos, sólo había que ponerlo en prueba al mayor nivel posible. El evento, el Mundial de Japón-Corea 2002. DEL CIELO AL INFIERNO Las cosas no podían pintar mejor para Estados Unidos. Aunque calificó al Mundial de 2002 empatado en tercer lugar con México, comenzó su participación en la Copa derrotando nada menos que a Portugal 3-2; y empatando 1-1 con uno de los anfitriones, Corea del Sur. En su tercer juego sucumbió ante Polonia, 1-3, pero los resultados anteriores le alcanzaron para pasar a la siguiente ronda. Ya en Octavos de Final su rival fue México, quien había pasado como primer lugar de su grupo. Con un gol tempranero de Brian McBride y con otro del mejor jugador en la historia del futbol en Estados Unidos, Donovan, uno de los primeros graduados de las academias de Futbol propuestas por Queiroz, Estados Unidos venció a México 2-0. En Cuartos de Final se enfrentó a Alemania, en un partido muy disputado en donde los teutones sólo tuvieron dos tiros al arco. Y uno de esos intentos entró en la portería estadounidense y los eliminó. Estados Unidos ocupó el puesto número 8 en ese Mundial, tres lugares por encima del que alcanzó México.

De acuerdo a la página oficial de la MLS, la actuación de los Estados Unidos durante dicho Mundial generó un impacto positivo en el gusto por el futbol en el país. El partido contra Alemania fue la transmisión de futbol más vista en la historia de ESPN, en más de 3.77 millones de hogares. A su regreso, los futbolistas fueron invitados a todos los programas a nivel nacional como The Today Show, Good Morning America, Total Request de MTV y David Letterman, entre otros. Por fin los medios volteaban a ver al soccer, como ellos lo llaman. En julio de 2002, se anunció la inversión más fuerte para el futbol en Estados Unidos. AEG, firma mundial de deportes y entretenimiento, y Home Depot crearon el Centro Nacional de Entrenamiento, un complejo deportivo de más de 130 millones de dólares que incluiría un estadio para 27 mil personas exclusivamente para futbol, el Home Depot Center.

En 2003, Fox Sports y Fox Sports en español comenzaron a transmitir los juegos de la MLS. Durante los siguientes dos años siguieron los anuncios de inversiones para construir nuevos estadios en Dallas, Chicago y Colorado. Todos específicamente creados para futbol.

Y mientras en el plano de negocio crecía el futbol, en el deportivo seguían cosechando éxitos. La Selección volvió a adjudicarse la Copa de Oro 2005 derrotando a Panamá en la Final. Cuatro victorias y dos empates fue la actuación del equipo. México, por su parte, sumaba otro descalabro al ser eliminado en Cuartos de Final por la invitada Colombia. En la ronda clasificatoria al Mundial de Alemania 2006, Estados Unidos finalizó en primer lugar de la CONCACAF, empatado con México, pero arriba por diferencia de goles. El cuadro de las barras y las estrellas llegaba con gran expectativa al Mundial de 2006. No sólo contaba con elementos que participaban en las mejores ligas a nivel mundial, sino que la FIFA los colocaba en quinto lugar dentro de su ranking antes de comenzar el torneo. El resultado: un completo fracaso. Estados Unidos fue eliminado en la primera ronda luego de dos derrotas, ante República Checa y Ghana, y un empate contra Italia. Finalizaron en lugar 25 de 32 participantes y la prensa atacó severamente al entrenador Bruce Arena, quien fue culpado de la mala actuación y despedido de su cargo.

Aún molesto por la actuación, el Presidente de la Federación, Sunil Gulati declaró en julio de 2006 a Sports Illustrated que habría que replantearse el trabajo. "Veremos el informe técnico que se está preparando. ¿Qué haremos a largo plazo para mejorar el juego? Por lo pronto ya empezamos a trabajar en algunas cuestiones que aún no puedo hablar, pero estamos viendo cómo maximizar nuestros programas y en especial, cómo acercarnos a la comunidad hispanoamericana y afroamericana. Dilucidaremos cómo hacerlo y haremos un anuncio público al final del verano o a principios de otoño. Pero obviamente tenemos cuestiones a corto plazo que necesitamos resolver".

Da click aquí para leer la segunda parte de esta investigación especial

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×