¿Así o más profundo?

Soy un optimista sin remedio, sólo por eso tengo la esperanza de que lo visto en este trío de partidos espantosos ante Guatemala, Nicaragua y Panamá sea lo más profundo del abismo, que sea el fondo.

Soy un optimista sin remedio, sólo por eso tengo la esperanza de que lo visto en este trío de partidos espantosos ante Guatemala, Nicaragua y Panamá sea lo más profundo del abismo, que aquí ya toquemos fondo. Hace mucho, pero mucho tiempo, que no teníamos un Tri tan desesperantemente limitado.

LA PATADA DEL 'VASCO' LO REFLEJA TODO...

La realidad que vive el Tri de mi corazón se refleja en esa inusitada y sorprendente imagen del "Vasco" tirando una patada llena de rabia contenida, de esas que salen del alma que va entre balón -jugador panameño- pasto gringo, derechito a uno de tantos...

PANAMEÑOS ROMPEPELOTAS...

De toda clase de pelotas, pero jugar en CONCACAF nos obliga a ganarle a los buenos, a los malos, a los malisísimos, a los arbitrajes infames, a las pésimas canchas y hasta a los equipos que saben cómo provocarnos y sacarnos de nuestras casillas y, peor aún, evidenciar esa falta de recursos y talento para encontrar variantes que resuelvan partidos a favor.  SE LE "CHISPOTEÓ" UNA PATADA AL "VASCO"...

Aún así no hay justificación para nuestro técnico nacional, Javier es un técnico profesional, maduro y de gran oficio, es el primero en exigir disciplina férrea en su grupo, es el mismo que al hacerse cargo señaló cero tolerancia a la indisciplina, por eso su reacción  no tiene justificación alguna a pesar del estilo provocador de los del istmo, en consecuencia se luce el limitadísimo árbitro de apellido Aguilar disparándole entre ceja y ceja una roja de oficio, lo que provoca caos y bronca dentro de la cancha, y allá en la tribuna que pintada mayoritariamente de verde- Tri expresa con ese comportamiento errático arrojando lo que sea a estos panameños "rompeloquesea" esa frustración e incertidumbre que el Tri de mi corazón nos proyecta desde hace muchos meses, el empate a uno no nos sabe a nada, la inoperancia y falta de recursos para superar a un rival que salió más a deshacer, provocar y desesperar que a hacer el futbol que en apariencia no tienen, este Tri de mi corazón no tiene ni personalidad ni imaginación.

SÓLO QUINCE MINUTOS DE FUTBOL...

El gol del Tri es una gran jugada que surge al defender un corner, el "Venado" recupera, el "Jagger" lanza a Gio por izquierda y éste avanza entrando al área y lanzando un pase de más de medio gol a Miguel Sabah que le da dirección a la red, era el minuto diez y parecía, igual que ante Nicaragua, que nos comeríamos la lumbre a puños, sin embargo...

Con el marcador a favor los panameños reaccionan y por momentos nos dejan más espacios que, una vez más, son desaprovechados por los nuestros hasta en tres ocasiones, luego aparece la incertidumbre y falta de contundencia de siempre...

EL MIEDO A FALLAR...

Que ya se va convirtiendo en una costumbre que preocupa, nadie se anima a chutar a gol, nadie intenta un disparo fuera del área, nadie asume la responsabilidad y todo se nos va en pasecitos sin sentido dejando crecer al rival a tal grado que los panameños encastados y engallados nos empatan en...

EL ERROR DE SIEMPRE...

Ya se va haciendo costumbre que nos metan goles surgidos de pelotas a balón parado, Panamá toma ventaja de esto y en un tira-tira en nuestra área chica Blas Pérez el de Pachuca nos empata...

Y COMO SIEMPRE SE NOS ACABA LA IMAGINACIÓN...

Surgen las incertidumbres, las carencias, las limitaciones, los miedos y las fallas por todos lados, al Tri le faltan muchas, pero muchas cosas que pasan desde la falta de líderes en el grupo, de seguridad y confianza, y hasta de imaginación para soñar siquiera con alcanzar la mitad del nivel que alcanzamos apenas hace cuatro años... así de fácil.rgin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas