¿Y el Fair Play apá?

¡Qué contradicciones! En México, concretamente "el día del trabajo" se descansa, el "día del maestro" no hay clases, "el día de las madres" ponemos a trabajar a la reina del hogar y en el futbol.

¡Qué contradicciones! En México, concretamente "el día del trabajo" se descansa, el "día del maestro" no hay clases, "el día de las madres" ponemos a trabajar a la reina del hogar y  en el futbol, "el día del aficionado” suben los precios del boleto y en "el día del Fair Play se pegaron más que nunca.

En la cancha, en las tribunas, en los vestidores... ¿dónde quieren la escena bochornosa del fin de semana?

Hubo pleitos en las tribunas del Jalisco en el juego entre Atlas y San Luis y no se diga en el Tecos contra Santos.

En Zapopan el juego también terminó con una persecución de Miguel Herrera y varios "Estudiantes! sobre sus vencedores, igual que vimos a Mancilla, en Toluca, darle una patada de derecha a Romero del Morelia y posteriormente empujones, reclamos y mentadas a granel.

No menos aparatosa la bronca al final del Puebla contra Chivas, donde Sergio el "Cherokee" Pérez provoco a los tapatíos pateándoles el balón antes de cobrar una falta, luego Héctor Reynoso también se hizo presente en el sainete, y ni qué decir del show del directivo poblano Ricardo Henaine en la zona de vestidores buscando colérico al árbitro, pateando puertas y amenazando a los fotógrafos... ¡que bonita jornada, que bonita jornada!

Lo más curioso es que antes de los partidos, todos los jugadores aparecieron tomados con niños de la mano, con la famosa bandera amarilla del Fair Play extendida y leyendo un mensaje que se escuchó en el sonido local, para luego olvidarse de todo y darse como siempre.

Y ya ni hablemos del famoso pacto previo entre directivos y árbitros, firmado en Cancún hace unos meses.

Ese compromiso se va poco a poco a la basura desde que fueron los propios dirigentes ( Vergara-Toño García) quienes comenzaron a lanzarse puyas a través de los medios, y ya ni decir de las multas al "Chelís", la sanción aplicada a Decio de María por festejo grosero en un juego de Selección, la patada de Aguirre al panameño, el tema de agresiones y faltas fingidas desnudadas en videos, las tibias sanciones, la reducción de castigos de acuerdo al sapo y la pedrada, las quejas del Pachuca sobre acusaciones infundadas y ahora el tema de Henaine.

No cabe duda que el futbol ha sido, es y  será siempre igual. Pero una cosa es que la pasión exista y se enciendan los ánimos y otra distinta que los castigos sigan siendo tan sutiles pues aún cuando se enojan mucho los futbolistas saben que si le pegan al árbitro se van un largo año de las canchas, y por eso casi nadie se mete en esa bronca. Por muy "calientes" que estén.

Y es que en otras palabras "no hay borracho que coma lumbre por muy borracho que esté", pero como ya se sabe que en México las broncas se minimizan, las declaraciones se ignoran o quedan en multas "según el cliente", las difamaciones abundan y no pasa nada... todo seguirá igual.

Y sobre el día del Fair Play... todo quedó en anécdota. Por cierto que esta jornada tuvo el más alto índice de amonestados y expulsados en lo que va del torneo. ¿Que día a celebrar vendrá proximamente?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas