El FBI investigaría a directivos mexicanos

La Oficina Federal de Investigación (FBI por sus siglas en inglés) de Estados Unidos tendría en la mira a diversos directivos del fútbol mexicano en una línea de investigación por pago de sobornos...
 El mapa del fútbol nacional sufrirá una reconfiguración de fondo. 2006 fue el año de su arribo a la Presidencia de la Federación Mexicana de Fútbol y este 2015 significará el adiós de Justino Compeán en dicho cargo.
Ciudad de México -

La Oficina Federal de Investigación (FBI por sus siglas en inglés) de Estados Unidos tendría en la mira a diversos directivos del fútbol mexicano en una línea de investigación por pago de sobornos y el amaño de un partido, derivada del escándalo por corrupción en la FIFA que destapó esa dependencia a principios de junio.

De acuerdo a versiones periodísticas todavía no confirmadas oficialmente por las autoridades del Departamento de Justicia de Estados Unidos, hombres como Justino Compeán, Alberto de la Torre, Guillermo Cañedo White y Gonzalo Fernández, con diversos cargos en la FMF entre 2003 y 2005, podrían estar implicados en actos ilícitos.

La periodista Dinah de Saracho, corresponsal en Washington de Grupo Radiocentro, comentó en un noticiario de esa cadena que tenía información privilegiada con respecto a que Blazer, ex dirigente de la CONCACAF detenido por los hechos de corrupción en la FIFA e informante del FBI, pudo ligar a esos directivos mexicanos con el pago de sobornos en ocasión de la realización de la Copa Oro 2003 en México.

Además, también estaría el posible amaño del partido donde el Tricolor perdió en Trinidad y Tobago 2-1 en la última Jornada de la Eliminatoria Mundialista rumbo a Alemania 2006, y en el que los trinitarios lograron el pase al Repechaje y posteriormente se clasificaron a la Copa del Mundo al derrotar a Bahréin.

Esta misma semana, Medio Tiempo publicó un reportaje a propósito del caso de dopaje de Salvador Carmona y Aarón Galindo, ocurrido en la Copa Confederaciones Alemania 2005, y en una de las entregas de ese material periodístico algunas voces señalan que una de las consecuencias sería que el Tricolor jugara relajado en ese partido disputado en Puerto España el 12 de octubre de 2005, donde Trinidad requería el triunfo y México ya tenía el boleto al Mundial.

Nicolás Zarur, entonces Jefe de la Comisión Médica de la Federación Mexicana de Fútbol, reconoció que la intención de la FIFA por el caso de dopaje era suspender a México de toda competencia oficial durante dos años, lo que implicaba quedar fuera del Mundial Alemania 2006.

En esa época el trinitario Jack Warner era Vicepresidente de la FIFA y Presidente de la CONCACAF, y ahora también está implicado en el caso de corrupción en la FIFA. El abogado David Cohen, quien representara a Carmona en un litigio contra la FMF, sugirió que parte del manejo del caso de doping y evitar la suspensión para el fútbol mexicano, pudo ser que el Tri no se empleara a fondo en el partido contra Trinidad.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×